Francia suspenderá 30.000 empleos públicos el próximo año

Un paquete lleno de tijeretazos que persigue un objetivo «inamovible»: reducir el déficit del estado. Ahora representa el 5,7% del Producto Interior Bruto y el Ejecutivo quiere rebajarlo al 4,5%.

No están acostumbrados al otro lado de los Pirineos a pasar penurias, pero los franceses tienen de aquí a diciembre para ir haciéndose a la idea de lo que se les avecina en 2012. El Gobierno francés ha presentado su proyecto de Presupuestos para el ejercicio que viene.

Un paquete lleno de tijeretazos que persigue un objetivo «inamovible»: reducir el déficit del estado. Ahora representa el 5,7% del Producto Interior Bruto y el Ejecutivo quiere rebajarlo al 4,5%.

Para lograrlo ha sometido las cuentas del país a un plan de adelgazamiento. Entre las principales medidas está la supresión de 30.000 puestos de trabajo en la administración pública.

La mitad serán jubilaciones que no serán cubiertas. Este año ya se han eliminado 30.000 empleos y desde 2008 el país vecino cuenta con 150.000 funcionarios menos.

Es la primera vez desde la segunda guerra mundial que los medios públicos ven reducidos sus medios y su masa salarial. Los ministerios más afectados por los recortes serán los de Educación, que contará con 14.000 puestos menos, Defensa (7.462) e Interior (3.621). El Ministerio de Presupuesto predicará con el ejemplo y reducirá su plantilla en 2.870 personas.

No todos ahorrarán. En la cartera de Trabajo los programas para impulsar el empleo contarán con un 10% más de dinero. Aunque tendrá menos funcionarios, Defensa podrá gastar 480 millones más que en 2011 mientras que la partida para el Ministerio de Vivienda progresará un 3%. En total, el estado prevé gastar 275.600 millones de euros, una cifra que se eleva a los 362.300 si se incluyen las pensiones y la deuda.

Un 7,5% más en tasas

Gracias a las subidas de impuestos el Gobierno ingresará 273.100 millones de euros, un 7,5% más que lo recaudado el año presente. Entre las nuevas tasas se encuentra una del 3% para las rentas más altas.

Esta medida, anunciada el pasado mes de agosto, se incluye dentro del plan de austeridad con el que el Gobierno prevé ahorrar 11.000 millones de euros.

Gracias a los recortes presupuestarios y las medidas extra incluidas en el citado plan de ahorro, París quiere arañarle al déficit del estado unos 13.000 millones de euros y dejarlo en los 80.800 millones.

Lo que no conseguirá adelgazar es su deuda pública, que se situará en el 87,4% del PIB, y tendrá que esperar a 2013 para reducir este porcentaje en una décima.

Aunque las cuentas se han elaborado pensando que la progresión de la economía será del 1,5%, Economía mantiene, de momento, su previsión de crecimiento para el año próximo en el 1,75% del PIB.

«Veremos qué pasa y nos ajustaremos. Aunque sea difícil (reducir el déficit) no es inalcanzable», ha asegurado el ministro de Economía, François Baroin.

Facebook Comments