Ha dejado de latir  un pedazo  de nuestra historia

Ha dejado de latir un pedazo de nuestra historia

Por Danilo Correa

Hamlet Hermann ha muerto. Ni la muerte ni la persecución ideológica, orquestada por el poder político de su partido (PLD) pudieron retirar de su alma, el uniforme verde olivo de su moral histórica.

 Fue un firme militante del pensamiento político del profesor Juan Bosch y del espíritu patriótico sembrado en las montañas y en la primavera del 24 de Abril, 1965/1973

Participo con las armas y el discurso de paz en la fragua de la guerra Patria iniciada  el sábado 24 de abril, 1965. Con la finalidad de recuperar la constitucionalidad anulada y amordazada mediante el golpe de estado del miércoles 25 de Septiembre, 1963, como tantos otros héroes y mártires de la Patria, silenciaron  la tiniebla del plomo.

El 3 de febrero, 1973 desembarcó por playa Caracoles de la provincia de Azua, una constelación de patriotas centinelas de la dominicanidad, con la llama libertaria para encender la hoguera del psicópata gobernante de Balaguer.

 Estos prohombres de sol, mar y montañas, bajo el mando del coronel  Francisco Alberto Caamaño Deñó : Hamlet Hermann, Claudio Caamaño, Heriberto Lalane José, Toribio Peña Jáquez, Alfredo Pérez Vargas, Ramón Euclides Marte, Juan Ramón Payero Ulloa y Nelson Galán, entre otros vástagos del lienzo nacional, hoy descansan en el alma popular. ¡Ahí, donde nunca se pudren las huellas de la vida!

Hamlet Hermann, deja en su estela un ejemplo imperecedero, en un espacio político ocupado por su organización política (PLD), que lo mantuvo secuestrado en sus principios políticos contra la corrupción y la manipulación democrática. Que por ser seguidor de la memoria del profesor Juan Bosch, lo mantuvieron en la celda del pasado.

Ha dejado de latir la única esperanza del verso democrático, sembrado por los principios Bochistas en la cantera del dolor. Ceso Hamlet Herman, cuando dejó de existir el límpido rostro del expresidente Juan Bosch, y el empuje de la acelerada muerte del líder del PRD, José Francisco Peña Gómez,

En aquel acto de continuidad pensado y organizado por el  enajenado y envilecido esquema corrupto democrático, santiguado por el inmortal tirano; Joaquín Balaguer. Ejecutado en aquella orgia /juramentación del Frente Patriótico, 1996. Ahí, oxidaron la voz de las urnas ‘democráticas´´

Hamlet Hermann, fue un intelectual que marcó la diferencia sobre la objetividad/subjetividad, también elaboro el concepto de contar la historia y el camino a las futuras generaciones de cómo se impulsa un proyecto de Patria. Tenía fe de que llegaría el momento  en que  los hombres y mujeres dejaran de pensar de rodillas postrados al altar del cáncer gubernamental…

 Hamlet, es un héroe nacional porque predicaba con hechos el principio  de dignidad y  honradez. Fundo la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), bajo el criterio de organizar la circulación vehicular sin atropellar al conductor ni al ciudadano.

Pero fue sustituido por la vía rápida, es decir, choco con sectores tradicionales del negocio. Además, extirpó la cultura del soborno y la influencia, pero estos muchachones discípulos de Vincho y Balaguer, entendieron que había que poner un generalote de la guardia de la tradicional academia policiaco/militar de  Trujillo, que organizara el desorden

Este dolor y luto no es del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ni de un gobierno que lo ignoro por su conducta moral y ética en beneficio de los postulados que dieron origen a esa organización política. Piragua concebida por Juan Bosch.

El ingeniero, Hamlet Hermann, vino de la luz, camino entre lámparas con su pecho enfrento volcanes; mas hoy, retorna al pabellón del estribillo sacrosanto de la inmortalidad  como, Juan Bosch, José Francisco Peña Gómez, Francisco Alberto Caamaño, Manuel Aurelio Tavares Justo(Manolo),

Maximiliano Gómez (El Moreno), el coronel Rafael Fernández Domínguez, el cantor de dos banderas,Jacques Viau Renaux, Amaury Germán Aristy, entre otros sin apellidos entre la muerte

Hoy no ha muerto otro difundo genocida de relámpagos, donde  torturadas banderas tiemblan al son de gemidos recuerdos.

Cuando un hombre sacrificado en  su verdecido otoño desciende al vientre de la historia, se enlutece el idioma  en su alma de pétalo, crepusculario redentor de consignas abrigadas  de algas militantes entre trincheras solidarias

Hamlet Hermann, nos ha dejado su ejemplo, combatió la corrupción en  universidades, calles, montañas, y caracoles hambrientos de paz, así como en el tumor de la podredumbre, gobiernos de su organización política que el ayudo a cobijar con el sudor de sus ideas. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

                         ¡Que en Paz descanse su alma….!

Facebook Comments