Habemus Presidenciable

YEFRY ALEXANDER

Una encuesta publicada recientemente por el Grupo SIN viene a confirmar lo que muchos ya hemos pensado: el Alcalde del Distrito Nacional es una buena opción presidencial. En la citada encuesta se planteaba el escenario de una hipotética candidatura presidencial de Leonel Fernández por el PLD y de David Collado por el PRM. Los resultados viene a confirmar que Collado es el mejor posicionado para no ponérselo nada fácil al ya tres veces presidente de la República.

Confieso que he seguido la trayectoria del Alcalde desde que inició su legislatura como Diputado y en su programa de televisión, Emprendedores. Fui uno de los sorprendidos con su victoria en las pasadas elecciones municipales y entendí que estábamos en presencia de un presidenciable.

El voto -y así lo entiendo desde hace mucho tiempo- debe ser de gestión y no de ideología. Los ciudadanos deberíamos votar resultados, trayectoria, trabajo y no estar encadenados a manuales políticos rancios. David Collado es uno de esos políticos dominicanos que te despiertan esperanzas. Su paso por la Cámara de Diputados no dejó indiferente a nadie, mostró dominio de los temas -lo que nos dice que se los leía- algo que ya es meritorio en un legislador dominicano. En su programa de TV apostaba por algo que ha sido olvidado por los distintos gobiernos del país: la empresa, el comercio, el emprendimiento, en definitiva, las fuentes de producción. Y era de agradecer que alguien pusiera el ojo en lo que da riqueza a un país, porque algunos piensan que todo se soluciona con préstamos, como efectivamente vienen haciéndolo, pero los préstamos se pagan y con intereses.

Y cómo gestión debemos comprar, la suya en el Ayuntamiento del Distrito es bien valorada por los vecinos. Pero falta camino y debemos – por lo menos yo lo haré- seguir vigilante de su trabajo, de sus resultados, en resumen, de su gestión.

Muchos hablan de quiénes están detrás de Collado; grandes empresarios dicen algunos con tono inquisidor, como si crear riqueza y puestos de trabajo fuera un pecado capital. ¿Quiénes están detrás de los otros? Esa es la gran pregunta y es donde deberíamos poner atención.

Posiblemente en 2020 no tengamos que elegir entre lo malo y lo menos malo y tengamos la opción, por primera vez, de elegir entre lo bueno y lo malo. Ojalá sea Collado el que diga vade retro Fernandez.

Facebook Comments