¡Hatuey De Camps, la reserva moral del PRD!

OlgaPor Olga Capellán.-

Dominicana residente en Europa

 

Los dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Ing. Miguel Vargas Maldonado é Hipólito Mejía, están jugando a las escondidas, peligrosa situación, ya que la tozuda posición de ambos tiende a hacer desaparecer a la mayor opositora organización política de la República Dominicana, abriendo con ello todo tipo de posibilidad de que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD)  se convierta en partido único en el país, lo que sería un duro golpe a la democracia nacional.

Es que la torpeza de Miguel Vargas, no lo deja mirar hacia adelante y la ambición de Hipólito Mejía, alentado por un grupito que estuvo en su gobierno y que fue el mismo grupo que lo hiso fracasar en su proyecto reeleccionista del 2004 y que provocaron la salida del PRD del Lic. Hatuey De Camps, en aquel entonces.

Hipólito Mejía, lleva en sus hombros tres divisiones del PRD con la actual y que el Ing. Vargas, no es menos culpable, pero no todo está perdido, a pesar de los conflictos internos y las grandes heridas, si es verdad que ellos aman a su partido por el que tanto lucho el Dr. José Francisco Peña Gómez, ambos aparcaran sus ambiciones y diferencias para darle paso a alguien que pueda ser eje de la unificación, que sea capaz de convencer a la base de su partido, por el bienestar del país y sobre todo a favor de la democracia dominicana.

Por un lado Vargas Maldonado, ya perdió el encanto de ser líder por ante la base de su partido, en tanto que a Mejía, que dice tener la mayoría le ha faltado la inteligencia y se ha cerrado solo a creer lo que le dice un grupito que le rodea, pero se ha olvidado de de más 2 millones de electores que quisieron  un mejor futuro para el país, a pesar de las circunstancias políticas y el uso masivo de los recursos del Estado a favor de la candidatura de Danilo Medina.

La falta de diálogo por parte de Miguel Vargas, y la insistencia de Hipólito Mejía de formar parcela aparte con el afán de medir fuerza, estas dos situaciones  lo convierten en los sepultureros del PRD, ignorando los dos la palabra del sabio Salomón, en busca de encontrar la verdadera madre del niño en diputa.

Es hora de buscar una tercera opción y la misma descansa en la persona de Hatuey De Camps, autentico perredeísta, conocedor de los hechos, quien también fue víctima de la ambición de poder de aquel grupo que llevó a Hipólito Mejía, a lanzarse en busca de la reelección gubernamental, pero que fracasó como ha seguido y seguirá fracasando en posibles nuevos intentos de regresar al poder.

Hatuey De Camps, no solo es un verdadero perredeísta, sino también conocedor de las necesidades del pueblo dominicano, la base del PRD se ha atrincherado tanto de un lado como del otro, en vez de empoderarse y decirle a Vargas y a Mejía, que su partido no soporta otra división más, si es que no quieren que se cumplan los postulados del ex presidente Leonel Fernández, porque de lo contrario habrá PLD por muchos años en el poder, aunque el pueblo ya no aguanta más la carga impuesta por un gobierno que depreda los bienes del Estado, para que un puñado de personas vivan como reyes en la tierra de Duarte, Sánchez, Mella y Luperón.

 

Facebook Comments