Hoteleros consideran cambios económicos en Cuba podrían afectar turismo de República Dominicana

Turismo-Zona-Colonial

Santo Domingo. Los cambios económicos que se registran en la isla de Cuba podrían significar un reto para sectores claves de República Dominicana, entre ellos el turismo que es la principal fuente de la economía dominicana, o una oportunidad, según lo previsores que, tanto el Gobierno, o el sector privado dominicano puedan ser.

La actualización del modelo económico cubano está atrayendo nuevas inversiones a la vecina isla, por ejemplo en el turismo, donde el grupo español Blue Bay anunció a finales de agosto la apertura de un hotel en el balneario de Varadero.

Según la Organización del Turismo Caribeño, en los primeros seis meses del 2013 visitaron a Cuba 1,595,566 turistas, mientras que en los primeros siete meses,República Dominicana recibió 2,931,103, y se consolidó como el principal destino turístico de la región del Caribe.

Arturo Villanueva, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) explica que la vecina siempre ha sido y será un competidor a tomar en cuenta. Su salida del mercado turístico, a principios de la Revolución en 1959, influyó a favor del desarrollo del turismo en República Dominicana y su actual crecimiento, sin dejar de lado los esfuerzos que han hecho los gobiernos dominicanos para hacer más competitivo el destino.

“Todas las acciones que implemente (Cuba) que provoquen un incremento, tanto en el flujo de inversiones, como en la llegada de pasajeros, debe ser analizada por nosotros con detenimiento», advierte Villanueva.

Algunos creen que cuando se elimine el bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba, muchos estadounidenses irían a Cuba a hacer turismo y que esto afectaría a República Dominicana que tiene a Estados Unidos como su principal mercado emisor de turistas.

Otros riesgos en el mediano plazo, señala la economista Jacqueline Mora, son la inversión extranjera directa y las exportaciones. Pero también existen oportunidades y están según la analista también en la exportación de casi cualquier producto al inicio de su desarrollo, también se pueden exportar servicios financieros o educación.

«Es cuestión de cómo manejamos las relaciones con ellos. Podríamos hacer una zona turística conjunta y hacemos ambos países más atractivos», indicó.

Según estadísticas de la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL), pese a tener una economía más pequeña la actividad económica en República Dominicana tiene una menor concentración, por ejemplo la intermediación financiera en Cuba es de 4.2% de su Producto Interno Bruto y en República Dominicana 16.0%.

 

 

 

7sep/amodom

suelocaribe.com

Facebook Comments