“La Ambivalencia Del Tribunal Constitucional, Respecto A La Nacionalidad Dominicana”

 Lic. Luis Columna Solano.

Lic. Luis Columna Solano.

Por: Lic. Luis Columna Solano/ Politólogo.

 

La Sentencia Judicial 168/13 emitida  por el Tribunal Constitucional de la República Dominicana, respecto al restablecimiento de actas de nacimientos demandadas por extranjeros constituyó un acto  de ambivalencia imperdonable de quienes están llamados a ser guardianes de la Constitución.

A la fecha de hoy, el único país del mundo que se encuentra dividido institucionalmente por el concepto nacionalidad es el nuestro. Hasta en Burundi, un país con grandes debilidades institucionales, están clarísimos con este asunto y reconocen que con estas cosas  no se puede jugar.

El Tribunal Constitucional (TC), mediante la citada sentencia, favorece y desfavorece a la vez a la demandante  (Juliana Deguis Pierre) y más que eso, incurre en obvias  contradicciones al reconocer que no hay elemento legal para otorgarle la nacionalidad dominicana, sin embargo, dispone u ordena la devolución del acta de nacimiento suspendida cautelarmente por la Junta Central Electoral (JCE)  en un plazo de diez días y a la vez, pide a la Dirección General de Migración que la documente como extranjera por circunstancias especiales según el Art. 151 de la vigente Ley 285/04 sobre Migración.

¿Qué pasó Doctor Milton Ray Guevara?.

El Presidente de la Junta Central Electoral, Doctor Roberto Rosario Márquez y demás jueces que componen el pleno de esa institución, han mantenido una posición clara, valiente y definida respecto a tan medular tema. Con igual determinación, se ha portado el Director General de Migración, José Ricardo Taveras Blanco,  advirtiendo que no cederá en la correcta aplicación de la Ley de Migración y el Reglamento  actual. Sin embargo el Tribunal Constitucional con su Sentencia 168-13 irrespeta la Constitución ya que en la misma existen obvias contradicciones.

 

Facebook Comments