La cantante Whitney Houston murió a los 48 años la víspera de los Grammys

LOS ANGELES AFP — La cantante pop Whitney Houston, exitosa en los 80 y 90 pero que había decaído en los últimos años debido a su adicción a diversas drogas, fue encontrada muerta el sábado en un hotel de Beverly Hills.
«A las 15H55 Whitney Houston fue declarada muerta en el hotel Beverly Hilton», informó el portavoz de la policía, teniente Mark Rosen.
«Lamentablemente es verdad», dijo su publicista Jill Fritzo en un mensaje electrónico a la AFP confirmando el fallecimiento, sin dar más detalles.
La muerte de Houston ocurrió el día antes de la entrega de los premios Grammy en Los Angeles, que había ganado en seis oportunidades.
De hecho, se hospedaba en el hotel y debía participar el mismo sábado de noche en un evento organizado al margen de los Grammys.
Las causas del fallecimiento aún no han sido determinadas, dijo Rosen. Investigadores siguen en la habitación buscando precisar las circunstancias de la muerte.
Una persona de su entorno llamó a la emergencia a las 15H43, y cuando ésta llegó minutos más tarde a la habitación -en el cuarto piso- miembros de la seguridad del hotel ya estaban tratando de reanimarla.
El fallecimiento fue declarado poco después.
La cadena CNN dijo que su pareja, el cantante Ray-J, fue quien llamó a la emergencia.
En las redes sociales muchos escribieron declaraciones de pesar. «Tengo el corazón roto y lloro tras la impactante muerte de mi amiga, la incomparable señora Whitney Houston», escribió su colega Mariah Carey.
Houston, que tenía 48 años, despuntó en la escena musical de Estados Unidos como cantante pop en los años 80 y 90, vendiendo 170 millones de discos y siendo premiada en los Grammy. También actuó en películas como «The Bodyguard» («El guardaespaldas»), junto al actor Kevin Costner.
Prima de la cantante de soul Dionne Warwick e hija de la estrella de gospel Cissy Houston, había nacido el 9 de agosto de 1963 en Newark (Nueva Jersey, noreste de EEUU).
Tras trabajar durante algún tiempo como modelo, avanzó en el mundo de la música con éxitos como «How Will I Know,» «Saving all My Love for You,» y «I Will Always Love You».
Desde el comienzo de los años 2000 fue tapa de las revistas y programas de chimentos por su adicción a drogas, y su carrera se desplomó. Su espacio fue ocupado por cantantes más jóvenes como Carey y luego Beyoncé o Rihanna.
A su adicción se le sumó la violencia doméstica que sufría por parte de su pareja, el también cantante Bobby Brown, exitoso cantante del género ‘rhythm and blues’ a fines de los 80 e inicios de los 90, pero pronto mejor conocido por ser su esposo y por sus frecuentes problemas con las drogas y la ley.
La pareja, que se divorció en 2007, protagonizó una serie televisada de reality, «Being Bobby Brown,» que relataba su vida cotidiana. Tuvieron una hija, Bobbi Kristina.
En 2009, tras años de ausencia en el mercado, Houston lanzó un nuevo disco, «I look to you».
«Puedo resistir el dolor, pero mi vida no se limita a eso», canta en «Nothin’ but love».
En 2010 tuvo que anular parte de su gira europea y ser hospitalizada en París por una infección respiratoria, al tiempo que seguía cargando con su adicción, contra la cual siguió una cura de desintoxicación la primavera boreal pasada.
Su última aparición pública fue el jueves, cuando fue vista ante una discoteca de Hollywood, desaliñada y desorientada, según la cadena ABC. Tuvo además un altercado con una celebridad de TV, según Hollywood Reporter.
Los organizadores de la ceremonia de los Grammys dijeron por CNN que la misma será radicalmente modificada para homenajearla.

Facebook Comments