La clave de los Dodgers es su fuerza latina

AR-310109898Juan Uribe dice estar preparado para vestirse de héroe una vez más con los Dodgers

Solo se requiere de ocho triunfos para completar una temporada de ensueño para los Dodgers. Eso es todo,ocho victorias y la ciudad de Los Ángeles volverá a saborear las mieles del triunfo de una Serie Mundial, tal como en 1988.

En aquella oportunidad Kirk Gibson y Orel Hershiserpusieron de cabeza a la fanaticada angelina. Hoy día van en pos de otro trofeo del mejor beisbol del mundo. Para nadie es un secreto que los Dodgers no estuvieran haciendo planes para dar cuenta de los Cardenales de San Luis, a partir de mañana, sin el enorme aporte de la fuerza latinoamericanaencabezada por Yasiel Puig, Hanley Ramírez, Adrián González y por supuesto, Juan Uribe.El veterano antesalista dominicano, el mismo que se vistiera de héroe en la Serie Mundial del 2010 con los Gigantes de San Francisco, toma las cosas con calma, pero con su optimismo que cautiva y contagia a sus compañeros.

¿Cuál es el secreto de Uribe de hacerse sentir en los momentos cumbres?

«Ninguno. Solo tratar de no hacer más de lo que uno puede», dijo el quinto bate de los Dodgers.

Obviamente que para llegar a esas instancias, se requiere que las circunstancias le ofrezcan la oportunidad de desarollar esa capacidad de manejar las emociones.

«Es cuestión de concentrarse en esos momentos y en todos los juegos. Me doy cuenta que mucha gente está viendo cada lanzamiento, y me siento muy bien. Cuando logro conectar me siento complacido por mis compañeros», agregó Uribe, un veterano de mil batallas, uno de los sobrevivientes de la Serie Mundial del 2005 con los Medias Blancas de Chicago, al mando del venezolano Ozzie Guillén.

 

LA EXPERIENCIA…

Uribe reconoce que la experiencia y veteranía sirve de algo en estos escenarios, pero siempre recalca que sin el apoyo del resto de compañeros, sobre todo el de los latinos, el equipo azul no estaría buscando más gloria para una franquicia de abolengo que había perdido el respeto.

El añejo y siempre alegre Uribe señala a Yasiel Puig como otro de los grandes cómplices de estos triunfos desde que llegó el 3 de julio. «He dado todo lo de mí desde que llegué y lo voy a seguir haciendo. El equipo lo ha hecho muy bien. Le doy mucho crédito a mis compañeros», dijo Puig, una de las bujías en el terreno y fuente de inspiración en el clubhouse con su alegría y bromas.

Al espectacular novato cubano parece que no le ha importado que los Dodgers van a jugársela a San Luis.

Antes de las prácticas de ayer en el Dodger Stadium, Puig abasteció de calor al repentino cambio de temperatura que se tornó un tanto fría.

PUIG EMOTIVO

«Vamos… vamos… que tengo que ir a cocinar. ¿O es que quieren ver el juego aquí», gritó el toletero derecho perlantillano. Se refería al partido que ganaron ayer los Cardenales (6-1) a Pittsburgh.

Puig ya se olvidó de que estableció un récord para un novato al conectar 44 hits en un mes, dejando atrás los 43 de Steve Sax en ese mismo lapso. «Todos mis compañeros estamos listos para ir a la Serie Mundial. Estamos preparados para hacerlo. Jugando fuerte todos los días. Dando todo lo mejor de nosotros», puntualizó el hombre que ha traído al equipo y a Los Ángeles la energía que le permiten sus 22 años.

Los Dodgers inician la Serie de Campeonato, a siete juegos, mañana en casa de los Cardenales de San Luis que tiene ventajade campo por su mejor récord en temporada regular.

 

 CARLOS ALVARADO

laraza.com/
10oct/amodom
Facebook Comments