La Cumbre de las Américas finaliza sin una declaración conjunta

Las divergencias entre los presentes motivaron que la Cumbre de Cartagena de Indias finalizara sin una declaración oficial, como ocurriera en Mar del Plata (2005) y Puerto España (2009). Los países del ALBA advirtieron que no volverán a ninguna Cumbre hasta que Cuba sea readmitida.

EDE. Cuba y su futura presencia en estas cumbres fue uno de los motivos que generó controversia, contribuyendo a que finalmente no se realizada declaración oficial alguna. La OEA, Cuba y el ALBA pidieron el regreso de Cuba a las Cumbres, lo que chocó frontalmente con el punto de vista de Estados Unidos y de Canadá.

El segundo tema que dio lugar a la polémica fue Malvinas. Obama se declaró neutral. De hecho, el propio Santos en su discurso de inauguración no hizo referencia alguna a Malvinas, cuando la mayor parte de los países latinoamericanos consideran la presencia británica allí un ejemplo de colonialismo. Fernández de Kirchner abandonó con antelación la Cumbre, no porque estuviera enfadada, sino para solventar determinadas cuestiones en su país. El canciller Timmerman la suplió en la cena de clausura.

En solidaridad con ella, Evo Morales también se fue antes de tiempo. De hecho, el boliviano se erigió en portavoz del bloque de países del ALBA y culpó a Estados Unidos de no querer que en América Latina haya integración. Ante ello, la solución es potenciar la marcha de organizaciones como la UNASUR, el MERCOSUR y la CELAC.

Frente a los ataques sufridos, Obama se defendió indicando que Cuba podrá volver a las Cumbre cuando avance en su democracia, algo que hasta ahora no ha hecho. En este sentido, el Presidente norteamericano subrayó lo siguiente: “quiero que el pueblo de Cuba se integre en el continente, que sus ciudadanos se expresen, que puedan criticar a sus líderes” (ABC).

¿Éxito o fracaso de la Cumbre?

Son más las voces que se decantan por la segunda de las opciones, idea que no comparte Juan Manuel Santos, definiendo la recién concluida Cumbre como un ejemplo de diálogo y de sinceridad (El País). Esta tesis no es compartida por la mayoría de especialistas, periodistas y analistas. Uno de ellos, por su relevancia e influencia intelectual, es Moisés Naím, para quien había dos temas en los que debió centrarse la reunión y no lo hizo: inmigración y el desarme latinoamericano.

La realidad es que la Cumbre terminó simplemente con tres comunicados sobre temas específicos (ABC) que siguiendo a La Razón, son los siguientes: medio ambiente (a instancias de Brasil y Argentina); delincuencia organizada trasnacional (a instancia de Mëjico); y, finalmente, creación de un foro de competitividad regional (a petición de Colombia).

Facebook Comments