La doble nacionalidad dominicana: pros y contras

 

 

Por: Carlos Eduardo Tavárez Guerrero

Comenzaré definiendo lo que es nacionalidad. En efecto, se entiende como tal: “al vínculo jurídico que une a un individuo con un Estado”.

No obstante, es oportuno diferenciar el concepto de nacionalidad con el de ciudadanía, ya que la primera “identifica la pertenencia del individuo a la comunidad estatal, mientras que la segunda se refiere a la capacidad del individuo para el ejercicio de los derechos políticos”.

El artículo 18 de la Constitución tipifica cinco clases de nacionalidad: la de origen, la territorial, la nacionalidad por opción, por matrimonio, y, la que es al través de la naturalización. Del mismo modo, el artículo 20, establece la «facultad»de todo dominicano para adquirir una nacionalidad extranjera, sin que implique la pérdida de la dominicana.

Visto el introito al tema, nos referiremos a las ventajas y a los no beneficios que conlleva la doble nacionalidad. Los pros serían que la persona sigue gozando de todos los derechos que implica pertenecer al Estado dominicano, y en consecuencia,de su protección efectiva, el respeto de la dignidad y, con la garantía de todos los poderes públicos.

Por otra parte, en cuanto a las limitaciones, tenemos que,todo dominicano que adopte otra nacionalidad por acto voluntario o por el lugar de nacimiento no podrá aspirar a la presidencia y vicepresidencia de la República, sin antes renunciar a la nacionalidad adquirida, con diez años de anticipación a la elección, y debiendo residiren el país en los diez años previos al cargo.

Debo enfocar que la nacionalidad naturalconforme los modos antes señalados no puede perderse, en tanto es un atributo irrevocable que emana de la propia Constitución.

Ahora bien, la nacionalidad adquirida a través del proceso de naturalización, toda vez que es conferida por el Estado está sujeta aciertas exigencias de la ley que rige la materia, implicando una eventual pérdida en caso de su violación.

No obstante esta facultad de revocación, el Estado debe respetar y observar, al propio tiempo, la Convención sobre Reducción de la Apatridia, para que la persona no quede sin nacionalidad.

Todo dominicano goza de los derechos civiles, conforme lo dispone el artículo ocho del Código Civil dominicano.

Ahora bien, ¿dónde radica la diferencia entre ser dominicano natural y adquirir otra nacionalidad extranjera, o, ser extranjero y adquirir la nacionalidad dominicana?

En el primer caso, como se dicho antes, se trata de una facultad que otorga la Constitución a los dominicanos de una doble nacionalidad, y en el segundo supuesto, de una naturalización sujeta a revocación, con ciertas reservas en favor del Estado.

Así las cosas, en ambos contextos posibles existen impedimentos en cuanto al ejerciciode los derechos políticos:por una parte,-como ya se expresó más arriba-los dominicanos que deben renunciar a la otra nacionalidad diez años antes de las elecciones para ser elegidos como presidente o vice… ; y de la otra parte, el de los naturalizados, los cuales no podrán ser elegidos como presidente o vicepresidente de la República, ni como presidente de la Suprema Corte de Justicia, ya que deben ser dominicanos de nacimiento u origen.

¡Espero haber satisfecho su pregunta! Pueden hacer sus consultas sin ningún costo (un máximo de cinco semanal), sólo escribiendo a: consultealjurista@gmail.com

Facebook Comments