La inmigración en Ceuta y Melilla inquieta a la UE

Madrid.-

La crisis en España no frena la presión migratoria y la situación amenaza con hacerse «crítica». La Agencia Europea de Fronteras (Frontex) alerta en su Informe Anual de Riesgo 2012 que la creciente debilidad de las fronteras españolas y, muy en particular, de la situación en Ceuta y Melilla, donde —recuerda— los inmigrantes están llegando en barcas de juguete e, incluso, a nado.

Aunque las autoridades de Bruselas reconocen que los esfuerzos de España desde el 2008 han dado sus frutos, advierte que los acuerdos con los países subsaharianos siguen siendo básicos y que si estos tratados de colaboración y repatriación empiezan a fallar las oleadas de inmigrantes pueden «reanudarse rápidamente a pesar del aumento de la vigilancia».

Las dos ciudades españolas en el norte de África, a la vista del dossier de los expertos europeos, se han convertido en el mayor dolor de cabeza del perímetro exterior de la UE. El informe afirma que Ceuta y Melilla son ya la segunda «frontera terrestre» más importante de toda la Unión, con «más de diez millones de entradas anuales», solosuperada por el confín entre Eslovenia y Croacia (con 23 millones de personas) y por encima de la tercera frontera, la polaca-ucraniana, con siete de millones.

La denominada «Ruta Occidental Mediterránea» de la inmigración clandestina, que engloba a las dos ciudades autónomas y el sur de la península, en los últimos meses está repuntando: «La presión ha ido en constante aumento a lo largo del 2011, hasta alcanzar caso las 8.500 detecciones». Según Frontex, las dos pequeñas plazas españolas concentran ya el 6,5% d ela inmigración caldestina de toda la Unión. Las autoridades fonterizas europeas aseguran que el año pasado se ha «doblado»la llegada de sin papeles de «origen desconocido» y de países «cada vez más lejanos» como son Costa de Marfil, Guinea, Nigeria o Congo.

En cualquier caso, Frontex sospecha que los datos que facilita España sobre su «frontera terrestre sur» no son del todo completos y que podrían ser todavía más abultados porque la autoridades no incluyen en sus estadísticas «las denengaciones de entrada» de los inmigrantes ilegales que no son aceptados.

 

melchor sáiz-pardo | madrid28/05/2012

Diario de Leon

Facebook Comments