La libertad de Ramón Báez Figueroa causa revuelo en República Dominicana

Caso_Ramon_Baez_Figueroa_-_DPolanco_(12)-06384c449759be45b7b08fcfeefeca6b-207fa6a158466bcff357149f8e086810

La libertad condicional del expresidente de Baninter, «Ramoncito», condenado a diez años de prisión por estafa y lavado de dinero, es muy controvertida por cumplir sólo cinco años en prisión.

Santo Domingo.- La puesta en libertad de Ramón Báez Figueroa, Ramoncito, exbanquero y expresidente del Banco Intercontinental (Baninter) desde1993 hasta 2003, y los motivos del fallo que evitó que cumpliera íntegra su condena, han causado gran revuelo en República Dominicana. Si se quería polémica, llegó, y bien fuerte, tras casos de corrupción sobre los que Danilo Medina, como destacó Hechos de Hoy, no quiso entrar.

Muchos comentarios en Santo Domingo por las influencias políticas en este fallo en el momento en que el país vive el primer aniversario de la sucesión de Leonel Fernández por Danilo Medina. A destacar que el Banco Central no se opuso a su puesta en libertad.

El 21 de octubre de 2007 la condena de Baéz Figueroa por estafa, fraude y lavado de dinero supuso una conmoción política y económica. Todas sus propiedades fueron incautadas y subastadas, entre ellas el periódico Listín Diario y las cadenas de televisión Telecanal y Supercanal.

Báez Figueroa sólo ha cumplido la mitad de su condena, cinco años. El hecho de que fuera condenado, pese a todo su poder político, económico y mediático, causó en su día un gran impacto. La misma sorpresa de entonces se repite ahora, y mucho más por los términos de su puesta en libertad. Al escuchar el fallo, Báez Figueroa no pudo evitar las lágrimas admitiendo que cometió estafa y lavado de dinero (que Estados Unidos persigue con máxima energía en el área del Caribe en su cerco al narcotráfico), mostrando arrepentimiento.

En el fallo que supuso su libertad, el juez Willy de Jesús Núñez fijó que Báez Figueroa imparta diez conferencias en escuelas para explicar qué es un delito financiero y bancario. Ordenó igualmente que se presente en los juzgados los últimos viernes de cada mes hasta el 2017, momento en que cumplirá por completo la pena de diez años. Y, como nota extravagante, apuntó que se debe abstener de bebidas alcohólicas y no visitar de manera frecuente lugares nocturnos como salas de fiesta.

El exbanquero dijo que en estos cinco años comprendió la gravedad de lo que hizo: fraude y estafa contra los clientes del banco y contra el Estado, representado por el Banco Central. Anunció que está dispuesto a pedir a las nuevas generaciones que no tropiecen en la piedra que acabó con su carrera. El derrumbe y quiebra de Baninter supuso un enorme fraude y pérdidas que han supuesto más de 100.000 millones de pesos dominicanos.

En las redes sociales, especialmente Twitter, los comentarios fueron sarcásticos por la condena a sus charlas de explicar lo que es el lavado de dinero, y los comentarios sobre la forma de enderezar su vida moral. Entre las primeras reacciones, de un caso que sigue marcando la vida política y económica dominicana, el movimiento cívico Participación Ciudadana rechazó este fallo judicial que promete nuevos episodios en la nueva vida que inicia quien es conocido en los altos círculos como Ramoncito.


16ago/amodom
hechosdehoy.com

Facebook Comments