La pesadilla de un español hospitalizado en Punta Cana en sus vacaciones: tendrá que pagar miles de euros

Jesús García se rompió el fémur y la cadera nada más llegar a Punta Cana, en República Dominicana. Tras complicarse su operación, tuvieron que inducirle un coma y tendrá que pagar más de 6.000 euros por los gastos médicos. Él y su familia explican en el vídeo cómo están viviendo esta situación.

Las paradisíacas vacaciones de un matrimonio valenciano en Punta Cana pronto se tornaron en pesadilla después de que el marido, Jesús, sufriera una caída en el baño del hotel. Se resbaló apenas unas horas después de llegar y se fracturó el fémur y la cadera, un accidente que les ha supuesto pasar toda su estancia en un hospital dominicano y que les costará miles de euros en gastos médicos.

Según informa Las Provincias‘, el hombre fue trasladado a un hospital donde tuvo que esperar tres días para ser operado porque el centro pedía 30.000 dólares por la operación, que el seguro de viajes tardó en tramitar. Además, en la intervención hubo complicaciones: sufrió un fallo renal y se le encharcaron los pulmones, por lo que permaneció varios días en la UCI en estado de coma inducido.

Con los días de ingreso, la desesperación de la familia iba en aumento. Jesús y su mujer, Araceli, llevan allí desde el 10 de agosto y su hijo Javier se ha trasladado a República Dominicana para acompañarles.

El desafortunado accidente, además, les va a salir muy caro: aunque el seguro de viajes cubre el coste de la operación, que asciende a unos 30.000 euros, los días de ingreso hospitalario, la estancia en la UCI y el material protésico corren de su cuenta, por lo que, calculan, tendrán que abonar al menos 6.300 euros. Cada día que permanezca en el hospital les costará otros 2.000 dólares más.

Todo ello sin contar con la estancia en el hotel de la que apenas disfrutaron, puesto que el accidente ocurrió a las pocas horas de llegar, y la desesperación tras más de una semana atrapados en un hospital lejos de su casa.

En este vídeo grabado por su hijo para dar a conocer su situación, Jesús no puede evitar emocionarse. «Tengo ganas de irme», decía, entre lágrimas. Araceli, por su parte, le consolaba, aunque también quiere acabar cuanto antes con esta pesadilla: «Quiero irme a mi casa ya. Quiero que se haga todo lo posible por llevarlo a casa a su hospital, a Valencia», aseguraba.

Según informa también ‘Las Provincias‘, Jesús podría volver a España en el plazo de una semana siempre y cuando reciba el alta médica. Si puede volver en un asiento business con acompañamiento médico, podría volar tres días después de recibir el alta. Sin embargo, si tiene que viajar en camilla será necesario desmontar una fila de asientos del avión, por lo que su calvario se prolongaría una semana más.

Su hijo Javier ha contado al citado medio que el cónsul español en República Dominicana ha prometido ponerse en contacto con el hotel donde sufrió el accidente para ver si pueden realojarles allí hasta el vuelo. Y es que una vez finalizada su reserva, tuvieron que abandonarlo a pesar de que el accidente se produjo allí, por lo que Araceli y su hijo han tenido que buscar otro alojamiento mientras tanto, que también han tenido que pagar de su bolsillo.

LASEXTA

Facebook Comments