La reelección agrieta los cimientos del PLD

La reelección agrieta los cimientos del PLD

Por Osiris de León

Los geólogos decimos que las corrientes convectivas magmáticas, activadas por el intenso calor del núcleo del planeta Tierra, son capaces de empujar las capas de la corteza terrestre, deformarlas, plegarlas y romperlas, pues siempre que una fuerza supera la resistencia límite de un cuerpo, éste termina por agrietarse y romperse, y cuando la corteza terrestre rompe súbitamente, se siente un terremoto que sacude los cimientos y a la gente.

Pero no hay que ser geólogo para entender que el calor interno que hoy experimenta el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está produciendo fuertes corrientes convectivas que empujan capas superiores de ese partido hacia una propuesta de modificación de la Constitución que permita la reelección del Presidente Danilo Medina, y que esas mismas corrientes convectivas están empujando y agrietando las capas inferiores que sustentan el proyecto que busca presentar por cuarta vez a Leonel Fernández como candidato presidencial por el PLD.

Y es que el equipo de Leonel, que aprendió muchísimo de geología y de economía durante la construcción del Metro, sabe bien que el gradiente térmico de las corrientes convectivas magmáticas empuja las capas inferiores hacia los niveles superiores, y que al mismo tiempo esa misma dinámica convectiva empuja hacia abajo, como si fuese una correa transportadora, las capas que hoy están arriba, y es lo que ellos buscan, salvo que se presente una trabadura por alto coeficiente de fricción, y esa trabadura no es otra cosa que la intención de reelección.

Las más recientes encuestas presentan a Leonel Fernández con un 44% de intención del voto, mientras que el Presidente Danilo Medina acumula un elevadísimo 88% de aceptación popular gubernamental, lo que le hace entender a mucha gente, incluido el equipo de Leonel, que por cada posible voto frágil de Leonel, Danilo podría tener 2 votos fuertes, y que contra esa trabadura estructural es muy difícil empujar y ganar, pero van a pelear.

Por ello, Leonel y sus estrategas, junto a diputados aliados, han dirigido sus misiles hacia quienes ellos entienden son ideólogos de la propuesta de modificación de la Constitución en pro de la reelección, pero en el Palacio Nacional, que ya no están en poner la otra mejilla, como manda la Biblia, para que se les siga abofeteando diariamente en las redes sociales y en los medios de comunicación, están devolviendo golpe por golpe, pero con mayor contundencia y precisión, y el mensaje ha sido muy claro hacia Leonel: No vamos a tolerar más insultos.

Un primer mensaje ya había sido enviado hace apenas un mes a Leonel Fernández por el propio Presidente Danilo Medina, a través de uno de los voceros de Leonel, procedente del reformismo, y al mismo tiempo funcionario del sector salud, quien acusó públicamente al Ministro Administrativo de la Presidencia de fomentar una campaña contra Leonel, y apenas horas más tarde ese funcionario estaba destituido por Decreto presidencial, y la nota de prensa despachada desde el Palacio Nacional no promovía el nuevo nombramiento, sino que promovía la destitución, y el mensaje era claramente dirigido a Leonel: No vamos a tolerar más ataques.

Por haber sido tres veces Presidente de la República, Leonel Fernández sabe muy bien que este es un país presidencialista, donde mucha gente tiene cultura ganadora y termina apoyando a quien tiene más posibilidades de ganar, y sabe que muchos de los que ayer estaban con él, hoy están con Danilo, y al ver que un funcionario gubernamental ha hecho de público conocimiento que se está redactando el proyecto de modificación de la Constitución para permitir la reelección, ha convocado de urgencia a sus legisladores para instruirles bloquear cualquier intento de modificación de la Constitución, sin tomar en cuenta que muchos de los que fueron a la reunión están dispuestos a apoyar la reelección con tal de que también a ellos les garanticen su reelección.

Lo cierto es que las fuerzas tectónicas de las capas superiores que hoy proponen la reelección del Presidente Medina están empujando y agrietando las capas inferiores que soportan la cada vez más debilitada candidatura de Leonel Fernández, y cuando esas capas inferiores terminen por romper definitivamente, se ha de producir una fuerte sacudida sísmica que estremecerá los cimientos del PLD y de la sociedad. Allí, la suerte está echada.

Facebook Comments