La República Dominicana, con estancamiento en la llegada de remesas desde 2009

La República Dominicana, con estancamiento en la llegada de remesas desde 2009

A clerk counts US dollar bills at a bankSANTO DOMINGO. Desde 2008, República Dominicana registra, aunque inconstante, una tendencia de desaceleración en la llegada de remesas familiares desde el exterior, lo que viene a afectar una de las principales y más estables fuentes de divisas del país.

En los años 2009, 2010 y 2012, este flujo de divisas frescas, en términos anuales decreció 5.6%, ?1.4% y 1.1%, respectivamente, lo que significa que comparado con lo recibido en los años inmediatamente anteriores, el país dejó de recibir un total de US$263.2 millones.

Según datos del X Censo Nacional de Población y Vivienda, unos 224 mil hogares reciben remesas en República Dominicana, lo que les permite financiar gran parte de su canasta de bienes y servicios básicos. Esto significa que una decrecimiento en su flujo, por lo general desde Estados Unidos y España, tiene un fuerte impacto social.

Los informes del Banco Central también revelan una ligera recuperación entre enero y septiembre de 2013.

Comparado con la caída de 3.3% del mismo período del 2012, creció un significativo 0.8%, lo que sólo puede estar relacionado con la ligera mejoría en los mercados de trabajo en Estados Unidos y España, pero sobre todo con la voluntad de los inmigrantes dominicanos en el exterior de ayudar a sus familiares en República Dominicana.

En su informe de economía correspondiente a los primeros siete meses del año, el Banco Central señala: «Este comportamiento indica que los dominicanos en el exterior han conseguido alternativas para continuar remesando a sus familiares, pese al entorno internacional adverso».

En esa misma línea se expresó el presidente del grupo Vimenca, Víctor Méndez Capellán, quien afirmó el pasado mes de octubre que, pese a la crisis económica que se registra en el mundo, las remesas en República Dominicana siguen llegando ,y que habían crecido alrededor de un 15 por ciento en comparación con igual período en 2012.

El empresario, que preside una de las principales empresas de remesas en el país, destacó que los envíos desde Europa, donde reside una gran cantidad de dominicanos, y se registra una cifra significativa de desempleo, se habían mantenido estáticos pero que no han disminuido.

«Desde España están aguantadas, pero funcionando. El dominicano no juega con ese dinero de su familia. Si no está trabajando, lo coge prestado a un banco, y se lo manda», expresó.

Remesas crecieron pese a crisis

Según los datos del Banco Central, en 2011 el flujo de remesas registró un crecimiento de 6.7%, revirtiendo la caída de 1.6% experimentada en igual período de 2010, a pesar de la lenta recuperación de la actividad productiva y financiera de la economía mundial, especialmente en las economías norteamericana y europea, en donde reside la gran mayoría de los emigrantes dominicanos. Además la institución señala que este crecimiento resulta más que satisfactorio si se compara con los promedios de la región.

 

 

15ene/amodom

diariolibre.com

Facebook Comments