La ventaja de tener dominicanos en los equipos

La ventaja de tener dominicanos en los equipos

Por: ELVIS VALOY

 

Es una ventaja comparativa de cualquier equipo en cualquier deporte, tener entre su plantilla a jugadores de una determinada nacionalidad. La gente como que de manera sentimental se hace fanática de ese conjunto, lo que ya de por sí le garantiza un público de manera automática, que le consume el producto.

Como ejemplo de lo expuesto arriba está el caso de Javier Chicharito Hernández. Es una realidad que millones de personas mexicanas amantes del fútbol se han convertido a hinchas del equipo alemán Bayer Leverkusen, luego de que Chicharito pasara a ser el delantero de ese equipo.

Así ocurre en el béisbol, que es nuestro deporte rey. En las Grandes Ligas, la novena que más dominicano exhiba en su roster es la que el pueblo beisbolero sigue. Aquí la mayoría de la gente se mantiene al tanto de los pormenores de la pelota, y sigue el campeonato organizado por la MLB, y la fanaticada da cuenta de su simpatía.

Eso está ocurriendo en estos momentos con la Serie Final de la MLB, disputada entre los Reales de Kansas City, por la Liga Americana, y los Mets de New York, por la Liga Nacional, primacía que se puede notar tienen los Reales, por contar en su roster con un montículo predominantemente de lanzadores abridores dominicanos. Kansas se fue delante en la serie, y la fanaticada dominicana parece estar en el terreno de juego dando ánimo a los Reales para que se alcen con el campeonato.

Los pitcher Johnny Cueto, de San Pedro de Macorís, Kelvin Herrera, de Tenares, Edison Volquez de Barahona, Yordano Ventura de Samaná, y la nueva sensación de la serie, Raúl Mondesí hijo, han hecho que cientos de miles de personas de la República Dominicana simpaticen con un final en que el equipo de Kansas sea el vencedor.

Los Mets de New York cuentan con apenas tres jugadores dominicanos, como lo son el pitcher altamireño Bartolo Colón, el constanceño Juan lagares, y el tercera base, oriundo de Palenque Juan Uribe.

Hay que destacar que ningún dominicano o dominicana se atrevería a adversar a un equipo newyorkino, pues en la Gran Manzana cohabita una colonia dominicana que es ejemplo de laboriosidad y trabajo. Pero, Kansas esta vez ha conquistado el corazón de la mayoría beisbolera poniendo en su line up, uno detrás de otro, a nuestros jóvenes lanzadores, que con el alma en las nubes suben a la lomita a representar el ahínco y arrojo de la dominicanidad.

Facebook Comments