La vida sonríe a migrantes ecuatorianos tras crisis propias y ajenas

d0b7cd13-a543-4572-bb62-29d54d724a82

 

AFP

Machachi, Ecuador.– Miles de ecuatorianos que migraron a España por la crisis económica de finales de los noventa retornaron acosados por la debacle en ese país, pero a su vuelta encontraron la oportunidad de convertirse en empresarios.

Arturo Caiza y Paola Salcedo se fueron a Madrid en 1999, cuando Ecuador sufría un descalabro que llevó a dolarizar la economía. Doce años después, la recesión española los obligó a regresar a su natal Machachi (40 km al sur de Quito).

«Andamos de crisis en crisis, madre mía!», afirma con dejo español Paola, de 35 años.

Pero iniciativas del gobierno ecuatoriano para estimular el retorno de los migrantes aliviaron sus penurias al permitirles ingresar, sin aranceles, el menaje, un auto y cinco máquinas industriales que compraron en España.

Además, un plan de emprendimientos les otorgó un subsidio de 15.000 dólares con los que adecuaron su taller, donde fabrican moldes y repuestos para maquinaria.

«Fue fenomenal, nadie se preocupó antes por los migrantes, ayudaron a que familias enteras no se destruyeran y a nosotros a empezar una nueva vida», dice Arturo, un mecánico industrial de 44 años que aprendió en España a manejar sistemas automatizados.

Xavier Larrea, de 31 años, y su hermano Paúl, de 27, también recibieron 15 mil dólares y un crédito blando, tras regresar de Logroño (España) en 2009.

Con 65 mil dólares más de ahorros construyeron cabañas vacacionales en Puerto Quito (130 km al noroeste), donde ofrecen servicio de kayaking.

Unas 400 personas se han beneficiado de esos subsidios, 3.400 recibieron préstamos y 10 mil 129 familias ingresaron su menaje sin costo, de un total de 37 mil ecuatorianos que retornaron con apoyo oficial en el último lustro, según el gobierno.

Entre 2008 y 2012 fueron invertidos 35 millones de dólares en planes para los migrantes, que prevén repatriación de médicos y profesores y entrega de tierras.

«Estamos saliendo adelante, creemos en nuestro país», afirma Xavier, quien resalta la estabilidad luego de que entre 1999 -cuando se fue- y 2006 -año en que emigró Paúl- Ecuador viera desfilar a siete presidentes.

El mandatario izquierdista, Rafael Correa, -en el poder desde 2007- asegura que la crisis de los noventa ocasionó pérdidas para el Estado por 8 mil 600 millones de dólares y la salida de tres millones de ecuatorianos hacia Estados Unidos y Europa.

Por ello, agradece el «sacrificio» de esas personas cuyas remesas «mantuvieron a la patria» tras la catástrofe, y afirma que los espera «con los brazos abiertos».

Facebook Comments