Las incógnitas de la tragedia en Santiago

 

1374755360_007479_1374756036_album_normal

Madrid (ABC).- El accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela que se ha saldado con 80 muertos y 130 heridos plantea una decena de preguntas:

¿Estaba cualificado el maquinista?

Sin duda. Tiene diez años de experiencia en esta profesión y desde hace dos hacía el trayecto entre Madrid y Ferrol. Por tanto, conocía muy bien la línea.

¿Es posible que hubiera un fallo técnico?

Hasta el momento no se han detectado anomalías ni en la infraestructura viaria ni en el tren. La primera había funcionado con normalidad todo el día y el segundo fue revisado por los técnicos el mismo miércoles por la mañana.

¿Funcionó el sistema de seguridad?

El Alvia está dotado con el sistema ASFA digital, que obliga al maquinista a reconocer la señal que le envía la vía. En caso contrario haría detenerse al tren. Sin embargo, no actúa sobre la velocidad. Se sospecha que el responsable del Alvia reconoció la señal pero no aminoró la velocidad por causas que ahora se investigan. De momento,está detenido.

¿Había un segundo maquinista?

En el convoy, en efecto, viajaba otro, pero no estaba de servicio. Al parecer aprovechó para viajar a La Coruña y no iba en la cabina cuando se produjo el descarrilamiento. Su testimonio será importante, en cualquier caso.

¿Es realmente un tramo de alta velocidad?

En absoluto, ya que está en una «zona de integración urbana», en la que solo se puede circular a 80 kilómetros por hora porque hay que preparar el tren para llegar a la estación. Tampoco el tren es un AVE, sino un convoy de velocidad media.

¿Por qué se produjo fuego tras el siniestro?

El Alvia siniestrado es una unidad híbrida, que puede circular tanto con electricidad como con una máquina diésel. Tras el brutal impacto ardió ese combustible y esa es la razón por la que ardieron algunos vagones.

¿Cuál era el margen de seguridad?

En el tramo siniestrado un convoy podría circular a algo más de cien kilómetros por hora sin peligro, y en cambio la velocidad está regulada a 80. Por tanto, el margen de seguridad aplicado es muy alto para prevenir cualquier contingencia.

¿Por qué este tramo no tiene ERTMS?

Porque está pensado para la alta velocidad, en la que se alcanzan velocidades de más de 250 kilómetros por hora. Es un sistema basado en la anticipación, ya que a esa velocidad no se ven las señales desde las cabinas.

¿Hay más pruebas contra el maquinista?

Sí. El servicio 24 horas de Adif tiene grabado que el tren circulaba a 190 kilómetros por hora.

Facebook Comments