Latinoamérica es una pieza clave para la recuperación de España pero queda mucho por hacer

Rajoy ya ha dicho que «España recibe con los brazos abiertos la inversión de Latinoamércia», pero según los expertos queda mucho por avanzar.
El comercio entre España y todo el conjunto de América Latina, es igual al que tiene con Portugal.
La crisis del euro, y la austeridad como única vía, se contempla con preocupación.

Madrid.- Si algo ha quedado, desde este lado del Atlántico, como impresión tras la conclusión de la Cumbre Latinoamericana que se ha celebrado en Cádiz, es que España tiene muy en  cuenta el potencial de Iberoamérica como uno de los medios de salida  de la crisis. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo dijo sin matizaciones, “España recibe con los brazos abiertos la inversión de Latinoamérica”.

Una frase que también señala hoy, en un análisis el New York Times, que subraya que ahora puede producirse un fenómeno de retorno de la inversión. Si en los 90, las empresas españolas cruzaron el charco, ahora son las ‘multilatinas’  (así se llama a las multinacionales latinas) las que emprenden el viaje.

El periodista de Estudios de Política Exterior y de Infolatam ,  Luis Esteban González, asegura que “en España ya hay importantes inversiones ‘multilatinas’, como la compra por parte de Pemex de Valencia de Cementos. Lo que debería hacer España ahora,  es atraer las sedes de las multinacionales latinoamericanas. Actualmente, la mayoría están en Londres, y no es casual, porque allí está la City, lasede de todos los grandes bancos. Madrid, tiene la ventaja del idioma, pero eso no es suficiente”. España, todavía necesita ganar atractivo.

Según concluye  la especialista en estrategia empresarial, Mercedes Temboury  en un artículo publicado para el Real Instituto Elcano, “se pueden fomentar las relaciones con incentivos fiscales y jurídicos, y capitalizando los sectores de excelencia españoles: banca,utilities (telecomunicaciones, electricidad, agua), construcción, renovables, textil, turismo, vinícola y pesquero. Si otros países de Europa han resultado atractivos para la implantación de sedes es por ser excelentes en algún sector: mercados de materias primas en el Reino Unido, industria automovilístico en Alemania y aeronáutica en Francia”, explica.Queda todavía mucho por hacer y por crecer porque como dice en ese mismo artículo del NYT, el profesor de ESADE, Javier Santiso, la mitad de las 150 mayores empresas de América Latina no tienen base en Europa.

Además, desde el punto de vista de Luis Esteban González, en todo caso, “se deben dar más facilidades  al comercio. Hoy por hoy, el comercio entre España y Latinoamérica es casi residual. El comercio entre España y todo el conjunto de América Latina, es igual al que tiene con Portugal; y para Latinoamérica, Europa representa únicamente el 11% de su comercio porque se ha centrado sobretodo en ofrecer materias primas a China”.

Para González, “gran parte de  la inversión en España, también depende del atractivo del mercado español. Las inversiones han bajado porque el consumo también lo ha hecho. Es un círculo vicioso, en cuanto España pueda volver a crecer será un mercado atractivo. Todo está relacionado”. De hecho, desde Latinoamérica se mira con preocupación la crisis del euro y la austeridad. No son pocas las voces que se han alzado preguntando si Europa no había aprendido la lección de las crisis vividas por distintos países Iberoamericanos en los años 80 en los que la austeridad como vía única no hizo más que agravar la situación.

 

20 nov/amodom/ teinteresa.es

 

Facebook Comments