Lo que debes hacer si has sufrido una violación

5932Si eres víctima de un asalto sexual o de una violación, busca ayuda médica inmediata y denúncialo. Solamente así evitas ser víctima por partida doble: de tu agresor y de tu silencio.
En un mundo ideal, las relaciones sexuales deberían ser de mutuo acuerdo, placenteras y felices. Pero la realidad es que en el mundo en que vivimos existe la maldad, la injusticia y la violencia y millones de personas se ven sometidas a relaciones sexuales a la fuerza, con sus secuelas tanto físicas como psicológicas.

Aunque la violencia sexual afecta a ambos sexos, las mujeres son las más afectadas. Según datos proporcionados por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades en Estados Unidos), 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 71 hombres han sido víctimas de una violación en algún momento de su vida. El agresor, por lo general, es hombre y alguien conocido por la víctima, ya sea un vecino, un compañero de trabajo, un amigo o hasta un miembro de la propia familia.

Tan pronto como sea posible, hay que dirigirse a un centro especializado en el tratamiento de víctimas de violaciones, o al departamento de emergencias del hospital o centro médico más cercano. Allí se realizará una evaluación física completa de la persona. Quizás resulte molesta y difícil de soportar pero esta evaluación es vital, por varias y valiosas razones:

1. Recopilación de evidencias. No solamente se registrarán las pruebas físicas de la agresión, sino que pueden reunirse fuentes de ADN (cabellos, líquidos corporales, restos de piel) que puedan servir para identificar al agresor y usarse legalmente en su contra. Toda esa evidencia se recoge en lo que se conoce como el paquete de violación.

2. Evaluación de lesiones internas, que no puedan verse a simple vista y que requieran un examen profundo realizado por profesionales.

3. Prevención de embarazo.  Si la mujer no estaba tomando anticonceptivos orales, en la mayoría de los casos se le ofrece la opción de un anticonceptivo de emergencia (a base de progestina solamente que tiene menos efectos secundarios que las pastillas con progestina y estrógeno) para reducir las probabilidades de un embarazo como consecuencia de la agresión.

4. Tratamiento de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Las probabilidades de contraer una infección a través de una violación van de un 5 a un 10%. Para evitarlo, se administran medicamentos contra la clamidia, la gonorrea y la sífilis y, si la persona no está vacunada, una vacuna contra la hepatitis B (con una serie de inyecciones a lo largo de dos meses).

 5.  Prevención del VIH. Aunque las probabilidades de contraer el VIH a través de una violación son menos de un 1%, y el virus no se manifiesta inmediatamente, se hace la prueba del VIH para comenzar el tratamiento de inmediato si el resultado es positivo (en este caso el contagio fue previo al ataque). Si el resultado de la prueba es negativo, ésta se repetirá a los 3 meses. Al cabo de los 3 meses de obtener resultados negativos, se considera que no hay infección por el virus.

6. Comenzar la ayuda psicológica y emocional.  Un evento tan traumático como la violación requiere la ayuda de profesionales para reducir el estrés y el sentimiento de culpa de la víctima y  elevar su autoestima, informa vidaysalud.com, en su portal.

Denunciar lo ocurrido a las autoridades es el próximo paso a seguir. Muchas personas se abstienen pensando que no les creerán, que quedará sobre ellas la mancha o el estigma de lo ocurrido, o temen las represalias del agresor, sobre todo si es alguien que conocen.  Es un error. Ante un crimen, el silencio es la peor opción.  Nadie tiene derecho a forzar a otro a tener una relación sexual y cuando esto ocurre, se trata de un crimen que merece ser castigado. Como víctima, tienes derecho a proteger tu cuerpo y a pedir justicia. Hazlo por ti misma(o) y para que no le ocurra a otro(a) lo que te pasó a ti.

 

2 mar/amodom/ ensegundos.net

Facebook Comments