Los Dragic frustran el sueño dominicano

Los Dragic frustran el sueño dominicano

goran-dragic-fue-una-autentica-pesadilla-para-los-dominicanos-1410034049387Eslovenia estará en los cuartos de final del Mundial de baloncesto gracias a los hermanos Dragic y se verá las caras con Estados Unidos

Zoran y Goran Dragic. La cosa quedó en familia. Dos hermanos con los que los dominicanos soñarán durante varios días porque en sus manos estuvo la eliminación del equipo caribeño en este Mundial. Un equipo que dio una lección de pundonor levantando un partido que tenía prácticamente perdido y que vio como un cortocircuito general entre el segundo y el tercer cuarto les dejaba en fuera de juego.

El duelo fue intenso, con alternativas y con espectáculo en la grada con dos aficiones volcadas para empujar a los suyos. Una enorme marea verde en la grada no fue motivo suficiente para inquietar a una República Dominicana preparada para ofrecer su mejor versión en la primera vez en la historia que consiguía hacer acto de presencia en la segunda ronda de un Mundial.

Los dominicanos se supieron sobreponer a la asfixiante presión defensiva en primer línea de los eslovenos y llevaron la iniciativa durante la primera parte del encuentro. Solo la segunda falta de Francisco García, su gran estrella, inquietó los hombres de Orlando Antigua que fueron capaces de dominar a base de rápidas transiciones y de visitar el tiro libre.

Eslovenia no daba con el clavo hasta que encontró una fisura en el juego interior dominicano. La superioridad en la pintura de los hombres altos eslovenos les permitió recuperar terreno pese a los problemas surgidos con la segunda falta de Goran Dragic. La entrada de Jaka Klobucar acabó de revolucionar a los pupilos de Jure Zdovc que consiguieron igualar el partido al final del primer cuarto (15-15).

DE LA ‘ESCAPADA FELDEINE’ AL DESPERTAR ESLOVENO

Fue entonces cuando James Feldeine entró en escena para impulsar al equipo caribeño. Siete puntos consecutivos del exterior dominicano puso el 26-19 ante las dudas ofensivas eslovenas. Las pérdidas de balón y jugar sin Dragic en la dirección penalizaba las ideas del equipo de Zdovc que, sin embargo, supo reaccionar a tiempo. Y lo hizo a lo grande.

Del apagón dominicano se pasó al despertar esloveno con un parcial de 0-15 que se inició con tres triples consecutivos de Z.Dragic, Zupan y Slokar. La marea verde enloquecía en el Sant Jordi y los eslovenos se marchaban con un cómodo 28-38 ante el delirio de los suyos.

APARECE DRAGIC… PERSISTE FELDEINE

Eslovenia no levantó el pie del acelerador y amplío el parcial que arrastraba desde antes del descanso hasta el 0-19. Zoran Dragic se echaba el equipo a la espalda y le pasó el testigo a su hermano Goran para rematar a los caribeños. El base esloveno anotó sus primeros diez puntos del partido en este tercer acto para lanzar a los suyos aprovechando el colapso general en las filas dominicanas.

El 38-53 que dibujaba el marcador hacía presagiar un final de partido plácido para los europeos pero el amor propio de James Feldeine y Jack Martínez levantaron el ánimo de los pupilos de Orlando Antigua con un parcial de 10-1 que volvía a meterles de lleno en el partido soñando con la gran remontada (48-54).

UN GIGANTE LLAMADO JACK MARTÍNEZ

La casta y la pelea de Jack Martínez eran una pesadilla para Zdovc que veía como los dominicanos se iban merendando la renta eslovena. Dos tiros libres del propio Jack Martínez acercó a República Dominicana al 52-54. Reaccionó Eslovenia con un triple de Prepelic pero respondió Ramón de la misma manera. Intercambio de golpes en un momento clave. Orlando Antigua decidió dar oxígeno a Martínez y Feldeine para que encararán con más garantías el tramo final de encuentro y Eslovenia no perdonó para estirar el electrónico. Los hermanos Dragic pusieron tierra de por medio con el 55-63 (min.36).

Fue demasiado tarde. Un balón perdido por Francisco García volvió a dar el control a Eslovenia y de nuevo Zoran Dragic no perdonó. El 57-65 (min.38) se convirtió en insalvable para los caribeños que vieron como poco a poco su sueño se fue desvaneciendo.

Fin a la aventura dominicana. Sigue en liza una Eslovenia a la que le tocará bailar con la más ‘fea’ en cuartos de final: Estados Unidos ya espera a los Dragic y compañía.

sport.es

Facebook Comments