Los hoteleros afirman que los municipios dificultan el desarrollo del turismo dominicano

aumento-de-turistas

Santo Domingo. La Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores), ha afirmado que la municipalidad es una de las dificultades que limita la expansión del turismo en el país, y abogó por la reorganización del tránsito y la construcción de un centro de convenciones en la Capital dominicana.

La afirmación es del vicepresidente de Asonahores, Rafael Blanco, y del presidente de la entidad Simón Suárez, quienes resaltaron además, los aportes que hace el turismo a la economía dominicana y la salubridad y el buen manejo de los alimentos en los hoteles de la República Dominicana.

“Esa debilidad es la falta de infraestructura municipal: estamos hablando de plantas de tratamiento de aguas residuales. Por igual, la falta de ordenamiento y la arrabalización. Realmente vemos cómo las playas, los espacios públicos, están siendo intervenidos de manera ilegal, y adicionalmente el propio ordenamiento, lo que son las densidades permitidas en muchas áreas”, explicó.

El hotelero dijo que para impulsar la visita de extranjeros a municipios turísticos, hay que abocarse a un plan de ordenamiento territorial, y a un proyecto estratégico para dotar a esas comunidades de la infraestructura necesaria.

“Un plan de ordenamiento territorial serio y amplio que abarque la totalidad de los municipios turísticos, y pensamos que eso debe estar liderado por el Ministerio de Turismo, que tiene un departamento de planificación”, declaró.

Deficiencia

El presidente de Asonahores, Simón Suárez, aseguró que debido a la deficiencia que existe en la gestión municipal, debe producirse una profesionalización de los municipios desde el sector público.

“Yo sé que hay esfuerzos para que las comunidades auto-gestionen su presupuesto, eso es positivo, pero no es generalizado”, añadió.

En cuanto a la seguridad ciudadana, el empresario manifestó que es un tema que a lo interno de la institución preocupa, pero no así a los turistas.

“El gobierno dominicano tomó la decisión de reestructurar el CESTUR, que es la policía turística adscrita al Ministerio de Defensa, para darle un carácter de seguridad nacional. Eso le ha dado una fortaleza importante a las acciones preventivas de seguridad a las zonas turísticas. Eso es positivo. Y eso lo que significa es que, si bien en las calles de Santo Domingo se percibe una situación de inseguridad, en las zonas turísticas esa percepción es menor, y los datos lo dicen, hay menor crimen en las zonas turísticas”, destacó el hotelero.

El principal reto

Que los chinos puedan entrar a República Dominicana con una tarjeta de turista en lugar de visa estadounidense o canadiense, es el principal reto que persigue Asonahores, según consideró  Suárez, quien entiende que el país debe propiciar que ese mercado oriental empiece a disfrutar de la oferta turística dominicana.

“Nosotros tenemos que meternos en el mercado chino. Tendríamos que enfocar nuestro producto turístico a las demandas de ese mercado, que también es muy singular, gastronómica y culturalmente. Además, es un mercado que todavía no ha manifestado su predilección por el sol y la playa, que es lo que nosotros más vendemos. Tenemos que asegurarnos de prepararnos para ese mercado”, enfatizó.

Asimismo, reveló que hasta el mes de mayo de este año, el 40% de los visitantes del país procedían de Estados Unidos, el 22% deEuropa, y el 12% de Sudamérica (mercado que está creciendo un 25%).

El tránsito

El “tranque” en el tránsito de la avenida George Washington, en el Distrito Nacional (DN), hace que los hoteles instalados en esa vía no sean “prácticos”, situación que ha propiciado que el mercado de turistas de negocios se traslade al norte de la avenida 27 de Febrero.

Tenemos que tener hoteles en el polígono central. Ahora, tenemos también que hacer una planificación lógica dentro del polígono central, que contamos ahí con el talento y la disposición del ayuntamiento, Obras Públicas y el Ministerio de Turismo, para que se haga correctamente”, precisó el presidente de Asonahores, Simón Suárez.

El empresario admitió que la ciudad de Santo Domingo tiene el potencial para lograr un gran desarrollo turístico de negocios, peroademás del reordenamiento del tránsito, se necesita la construcción de un centro de exhibiciones y convenciones, con el fin de que eventos como la Feria del Libro no se realicen en lugares céntricos como la Plaza de la Cultura.

“Lo que sí tenemos que impulsar es ese centro. Ubicarlo inteligentemente, y para eso, el Ministerio de Turismo cuenta con un estudio de factibilidad ejecutado por una de las entidades más prestigiosas del mundo, que ya ha hecho recomendaciones”, afirmó.

 

SUELOCARIBE

Facebook Comments