Los íconos de la Ciudad Colonial atraen cada vez más visitantes

Dalton Herrera
Santo Domingo

La Ciudad Colonial es la parte más antigua de Santo Domingo, capital de República Dominicana.  Repleta de historia y cultura, este lugar se ha convertido en una zona que atrae, sin prácticamente promoción turística, a cientos de extranjeros y ciudadanos a sus parques, bares y esquinas.

La Zona Colonial no solo es concurrida por la historia que representa, por sus vínculos con  los primeros colonizadores españoles en América. También es frecuentada por su oferta de opciones de entretenimiento y ocio a gente que busca compartir y relajarse.

 

El Parque de la “tolerancia”

El Parque Duarte, o de la “tolerancia”, es conocido por albergar a los sectores minoritarios de la sociedad. Aquellos que lo frecuentan se sienten libres de la “discriminación sexual”, de “género” y “racial”. Los jóvenes se conglomeran todas las noches a debatir temas sociales y políticos, a ingerir bebidas alcohólicas, a fumar cigarrillos, e incluso a interpretar canciones con guitarras y violines.

También es un punto de encuentro de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), donde muchas veces se reúnen con pancartas y discursos para protestar en contra de la discriminación sistemática que, según ellos, aseguran padecer.

Las ruinas de San Francisco

Declarado como Patrimonio Dominicano, el Monasterio de San Francisco, mejor conocido como Ruinas de San Francisco, es uno de los lugares más frecuentados por los turistas.  No obstante, las personas no acuden allí por la importancia histórica de ese templo, sino por las celebraciones que realiza cada domingo el grupo cultural “Bonyé”, ya considerada una tradición semanal para bailadores y bohemios.

Cerca de allí, una cuesta rodeada de casas de colores, es famosa por haber sido parte del escenario donde fue grabado el famoso filme “El Padrino II”.

El Parque Colón

Las palomas posando sobre los hombros de los niños, otras comiendo del maíz que les arrojan las niñas y algunas estáticas sobre la estatua de Cristóbal Colón, son parte del ambiente agradable que se puede disfrutar en familia.

Los bares de ese parque ofrecen sus bebidas tipos mojitos, el almuerzo criollo y la comida rápida. Todo depende el gusto del consumidor. Muchos de los visitantes optan solo por sentarse en los banquillos de ese lugar a tomar aire fresco, a ver a las personas transitar o a simplemente reflexionar y despejar las presiones laborales y familiares.

El lugar indicado

Muy pocas veces surgen incidentes que pudieran ser lamentables en la Ciudad Colonial. A pesar del expendio de bebidas alcohólicas y la concurrencia de personas, no solo extranjeros, sino ciudadanos provenientes de todos los sectores, incluyendo los más marginados de la capital, el ambiente de la zona es oportuno para compartir y disfrutar sin ningún inconveniente.

LISTINDIGITAL

Facebook Comments