Los Yanquis esperan grandes cosas de Gary Sánchez

El dominicano Sánchez es el símbolo de una nueva época en los Yankees, una en la que el equipo se está construyendo a base de un exitoso sistema de ligas menores y el compromiso de la organización para permitirles a esos jóvenes seguir aprendiendo mientras el equipo intenta ganar.

Sus 20 jonrones en 53 juegos la temporada pasada les recordaron a los fanáticos de los Yankees que hay razones para ser optimistas. Este será un año para que Greg Bird, Aaron Judge y otros más puedan establecerse. Los Yankees esperan que cuando termine la temporada, el futuro de la organización luzca brillante.
Los Marineros y la necesidad de conocerse. Servais le dedicó buena parte de la primavera pasada a lograr que los nuevos jugadores y nuevos técnicos empezasen a conocerse y a crear un verdadero equipo. Resultó, pues Seattle pasó de ganar 76 encuentros en el 2015 a 86 en el 2016.

Pero ahora, después de que el gerente Jerry Dipoto hiciera 13 cambios que envolvieron a 36 jugadores, Servais tendrá que presentar a más gente. Seattle tiene el talento suficiente para jugar en octubre, pero el camino comienza aquí.
Joe Maddon y el arte de la conversación. El piloto de los Cachorros puede hablar de política, de café, vinos, literatura, bicicletas y parques nacionales.
Quizás sea porque pasó 20 años en las menores como jugador, instructor y manager y ha visto el juego desde cada ángulo posible. Esa puede ser la razón por la cual Maddon es tan bueno al momento de crear el ambiente correcto y mandar el mensaje adecuado. En todo caso, estar alrededor suyo es una de las mejores cosas de la temporada.

Salt River Fields y la modernización de los entrenamientos. Nunca ha habido nada parecido a este complejo ubicado en Scottsdale, Arizona, que sirve como sede para los Rockies y los D-backs. Tiene un fantástico techo de acero, espaciosos pasillos y una vista perfecta. Detrás de los jardines hay unos clubhouses fantásticos, salas de pesas y cafeterías. Desde el momento en el cual abrió sus puertas en el 2011, se convirtió en el ejemplo a seguir para el resto de los complejos.

El entusiasmo de Hunter Pence. No importa si es el primer entrenamiento de la primavera o están a mediados de julio. Pence da el 100% y juega con un entusiasmo que se nota así usted esté sentado en la última fila del último piso.

HOY DIGITAL

Facebook Comments