Luces y sombras de los Juegos Patrios Europa 2017

Deportistas dominicanos en la apertura de los Juegos

  • Por Frank Segura
  • Los Juegos reunieron a cientos de jóvenes deportistas dominicanos de 10 países en Madrid
  • El Ministro Danilo Díaz y el cónsul Rafael Acosta escriben un capitulo destacado de la historia de nuestra comunidad siendo los principales promotores y soportes de tan importante iniciativa.
  • Tímido apoyo de partidos, comerciantes y público a los Juegos Patrios Dominicanos en Europa
  • Madrid.- Los Juegos Patrios Dominicanos en Europa que fueron celebrados por primera vez en esta ciudad del 20 al 22 de octubre contaron con un tímido apoyo de la comunidad dominicana residente en Madrid, en especial de los partidos políticos representados en esta ciudad, los comerciantes y la notable ausencia del público esperado a esta importante cita.

    Al margen de los errores en materia logística y organizativa, constituye un éxito para los dominicanos radicados en el viejo contiene que el Gobierno dominicano haya tomado en cuenta a nuestra comunidad designándole como Séptima Zona Deportiva, y el gran esfuerzo desplegado por el Comité Organizador que tenían a los cónsules en Europa encabezando dichas delegaciones.

    En especial, el Ministro Danilo Díaz y el cónsul Rafael Acosta escriben un capitulo destacado de la historia de nuestra comunidad siendo los principales promotores y soportes de tan importante iniciativa que reunió a cientos de jóvenes deportistas dominicanos de 10 países europeos, con un espectáculo artístico-musical del más alto nivel internacional.

    Aún así, esta primera edición estuvo distante de cumplir con uno de sus principales objetivos: «Unir a los dominicanos a través del deporte».

    Lamentablemente este evento no contó con el respaldo de importantes sectores de nuestra diáspora. Los primeros en dar la espalda con su tímido apoyo fueron los Partidos Políticos, incluso las estructuras del partido de Gobierno, PLD, fue notoria la ausencia de la mayoría de sus cuadros y militantes. Sorprendentemente gran parte de los funcionarios de los diferentes consulados fueron apáticos a esta  gran iniciativa gubernamental.

    Ante esto, surgen algunas interrogantes que hoy están en el tapete en espera de respuestas:

  • ¿Influyó negativamente a los Juegos la visita sorpresa y a puerta cerrada del Senador de San Juan de la Maguana, Feliz Bautista? Tal y como denunciaran comunicadores locales.
  • ¿Bajo cuales criterios fue seleccionado el personal que tuvo en sus hombros la máxima responsabilidad logística para el montaje de estos Juegos?
  • ¿Será cierto que la planificación fue perfecta dentro de las limitantes, pero desde dentro del Comité Organizador habían personas que manejaban áreas logísticas de vital importancia que obedeciendo intereses políticos sabotearon el evento?
  •  ¿El PLD perdió su poder de convocatoria en Madrid?
  • Tampoco estuvo presente el Partido Revolucionario Moderno (PRM) como era de esperarse, fiel a su trayectoria de desvinculación con la diáspora, alegando que este evento estaba «politizado», aún sin asistir al menos a una de las invitaciones que le fueron extendidas. Del PRD muy poco y del PRSC nada.

    La realidad es que sin un sólido apoyo del Gobierno y el Ministerio de Deportes resulta «cuesta arriba» realizar un evento de estas características de forma plenamente exitosa, ya que ni los Consulados en Europa ni el tejido empresarial están en capacidad de sustentarlo, máxime en Madrid donde la mayoría de comerciantes son nombrados de insolidarios.

    Los Juegos Patrios Dominicanos en Europa deben ser el mayor espectáculo deportivo que una comunidad extranjera realice en Europa, pero para esto tendrá que aprender de los errores priorizando en áreas vitales para el montaje del evento, la puesta en marcha de un efectivo plan de comunicación, tomar en cuenta los aspectos logísticos de los atletas y la conformación de un equipo humano que conozca estas realidades y la de la nuestra diáspora.

    Foto de archivo: Parte de las fuerzas del PLD reunidas en Madrid, marzo 2016

    Facebook Comments