Madrid indemnizará a la familia de un fallecido por el retraso de una hora de una ambulancia

8222104864_553abf022c_z

  • El hombre, de 57 años, murió tras esperar cerca de una hora a una ambulancia.
  • La ambulancia, además, tampoco disponía de los recursos necesarios.
  • El hombre se había golpeado la cabeza tras sufrir una crisis epiléptica.
  • La Comunidad de Madrid indemnizará con 127.762,94 euros a la familia .

Así consta en una notificación  en la que la Inspección Sanitaria acuerda estimar la reclamación por daños y perjuicios interpuesta por los Servicios Jurídicos de ‘El Defensor del Paciente’ y formulada por la mujer del fallecido. La resolución concluye que la unidad que llegó para atender al paciente no disponía de los recursos necesarios para su asistencia médica.

Los hechos se produjeron en julio de 2005. De madrugada, el padre de familia sufrió una crisis epiléptica y se golpeó violentamente la cabeza. Su esposa llamó enseguida a los servicios de emergencia, que le indicaron que le mandarían una ambulancia de forma inmediata al domicilio. El vehículo la Cruz Roja salía de la localidad de Brunete, a 40 kilometros de distancia del domicilio.

Sin embargo, por la gravedad de su marido, que se encontraba inconsciente en el suelo tras el fuerte impacto y respirando cada vez con mayor dificultad, su esposa volvió a llamar alertando de la delicada situación de su pareja pasados quince minutos y otros diez más. En total tres llamadas, a las 2:05, las 2:20 y a las 2:32, tal y como se recoge en la factura telefónica de la afectada.

Al ver que el vehículo no llegaba, decidió prevenir a una dotación de bomberos cercana. Le indicaron que disponían de una UVI móvil y que ésta no había sido avisada por el servicio de asistencia. El personal técnico y sanitario movilizado, llegó poco después al domicilio, donde certificaron que el padre de familia no respiraba, no tenía pulso y sus pupilas no respondían.

Los operarios trataron durante cerca de cincuenta minutos reanimarle sin éxito y solo pudieron certificar su muerte. Finalmente, la ambulancia remitida por el servicio de emergencias Summa 112 llegó al domicilio hasta casi las 3.00, cerca de una hora más tarde de la primera llamada de la esposa del fallecido; y cuando ya se le estaban realizando al paciente las maniobras de reanimación.

Además, dicha ambulancia no disponía de los medios materiales ni personales necesarios para asistir al paciente. A este respecto, la Resolución estima «probada la responsabilidad de la Administración sanitaria al no poner al alcance del paciente la totalidad de medios existentes para atenderle, ocasionándole una pérdida de oportunidad que podría haber variado el fatídico resultado final con el óbito del paciente».

 

1nov/amodom

Facebook Comments