Madrid: Nuevo cónsul Rafael Acosta encuentra Consulado con imagen deteriorada

gMHg0y2v

 

  • También debe mencionarse el cambio de sede del organismo consular, el cual pasó a un local más amplio y más cercano al núcleo de residencia del colectivo dominicano, aunque no representando un lugar apropiado para alojar oficinas públicas, lo que ha traído consigo quejas y denuncias por parte de moradores del residencial en donde este se encuentra.

 

Frank Segura

Madrid, España.-  El recién posesionado  Cónsul General de la República Dominicana en Madrid, Rafael Acosta, encuentra una institución con una imagen sensiblemente deteriorada, siendo este uno de  los principales retos de la gestión que inició el pasado 12 de febrero, según expresan decenas de dominicanos, algunos de ellos entrevistados por este medio y otros a  través de las redes sociales de Amo Dominicana. (VER COMENTARIOS)

Diversos sectores de esta ciudad criticaron  lo que ha sido un Consulado dominicano en Madrid centralizado, en donde la figura del excónsul Juan Cuevas se imponía autoritariamente o le hacia competencia, a todos los demás entes sociales que componen nuestro colectivo. Una muestra de ello se reflejó en la ruptura de la relación partido/gobierno, en donde las estructuras partidarias peledeístas no vieron en esta gestión un aliado.

La pasada gestión consular tampoco se ganó la simpatía del núcleo asociativo en España. Se recuerda que Juan Cuevas  al iniciar su gestión prometió a las Asociaciones  un trabajo mancomunado en pro del fortalecimiento de las mismas, pero no fue hasta dos años después, próximo a concluir sus funciones  cuando  retomó la idea, pretendiendo crear un Consejo de Cooperación Consular que quedó en el “aire”,  al igual que el llamado Patronato del Desfile del Carnaval Dominicano en Madrid.

Pero también fue notoria las frías relaciones con la Embajada, que lo llevaron incluso a tener diferencias marcadas con el exembajador César Medina, quien veía un Consulado  que no daba prioridad a sus funciones centrales administrativas y comunitarias, para en cambio extralimitarse buscando un rol de carácter estrictamente diplomático  competencia de la Embajada.

Elementos a resaltar de esta gestión, que pudieran ver una continuidad de parte del cónsul Acosta se  encuentra la llamada Feria de las Pymes dominicanas, el evento de mayor importancia realizado por el Consulado en donde se unió parte del tejido comercial dominicano con el español, así como también la exhibición del mango dominicano en dos plazas emblemáticas de esta ciudad.

También debe mencionarse el cambio de sede del organismo consular, el cual pasó a un local más amplio y más cercano al núcleo de residencia del colectivo dominicano, aunque no representando un lugar apropiado para alojar oficinas públicas, lo que trajo consigo quejas y denuncias por parte de moradores del residencial en donde este se encuentra.

Todo lo antes expuesto, así como dar mayor alcance al Seguro de Repatriación, inscribiendo una mayor cantidad de criollos al mismo y brindar con mayor eficiencia  los servicios consulares, deben ser las prioridades centrales del cónsul Rafael Acosta, en busca de la necesaria mejora de la imagen de un tan importante órgano de representación del Estado dominicano en el exterior, como lo es el Consulado General de la República Dominicana en Madrid.

Imagen que se ve hoy más afectada que nunca por las denuncias de explotación laboral y sus reducidos esfuerzos por enaltecer el Mes de la Patria.

Facebook Comments