Madrid obliga a llevar mascarilla y registrará a clientes de terrazas

EFE – 
Los locales de ocio tendrán que cerrar a las 01.30 horas y se registrará con DNI a los clientes

La Comunidad de Madrid ha declarado obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios, abiertos o cerrados, no permitirá grupos de más de diez personas en terrazas o en reuniones al aire libre o en el interior, obligará a las terrazas y centros de ocio a cerrar a las 01.30 horas y registrará, con DNI, a los clientes de estos establecimientos para facilitar los rastreos si hay un positivo.

Así lo ha anunciado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, durante la presentación de la Estrategia de continuidad del Covid-19, para intentar evitar los rebrotes de la enfermedad.

Entre las medidas anunciadas Ayuso ha señalado que el uso de las mascarillas será obligatorio para mayores de 6 años desde este mismo jueves en todos los espacios, con independencia del mantemiento de la distancia interpersonal.

En las reuniones en el interior o al aire libre (parques, terrazas o parcelas particulares) se limita el número de personas a diez como máximo, y se recomienda que en los domicilios y reuniones privadas se mantenga este mismo límite.

En el ámbito de la hostelería y el ocio nocturno, se limita también la afluencia de personas a un máximo de diez en torno a una o varias mesas.

La orden de la Consejería de Sanidad, que se publicará mañana y entrará en vigor el jueves, recogerá las terrazas o establecimientos de ocio podrán permanecer abiertos hasta las 01.30 horas, aunque desde las 01.00 ya no se podrán admitir nuevos clientes.

En la hostelería y el ocio nocturno, será obligatorio que los clientes dejen sus datos para que, en el caso de que se dé un positivo, puedan ser rastreados todos los contactos rápidamente y se recomienda no compartir vasos, copas o ‘minis’.

Además, se solicita la colaboración de los Ayuntamientos de la región a través de las Policías Locales para el cumplimiento íntegro de la normativa en Salud Pública en el caso de aislamientos o cuarentenas.

AUMENTA EL NÚMERO DE RASTREADORES

El Gobierno regional va a contratar y formar a 360 rastreadores, un número que casi duplica al actual de 182, que será ampliable según las necesidades que se vayan detectando.

Asimismo, la Comunidad de Madrid va a incrementar las compras de material sanitario y de protección con el objetivo de disponer de suministro suficiente para 75 días, cuando hasta el momento tenía reservas para 45 días.

La Comunidad de Madrid también va a mantener las 60.000 PCR diarias y test serológicos, que serán ampliables en caso de necesidad.

Igualmente, va a distribuir puntos de PCR en unidades móviles, para que se desplacen hacia las zonas donde se detecte que hay más posibilidades de contagio.

La Administración madrileña está terminando la estrategia con el Canal de Isabel II que pasa por el estudio de las aguas residuales con el objetivo de buscar posibles focos de contaminación y hacer test serológicos en esas zonas.

CAMPAÑA DIRIGIDA A LOS JÓVENES

Además, se van a reforzar las campañas dirigidas a los más jóvenes, dado que se ha detectado un aumento de contagios en esta franja de edad.

Ha mostrado su preocupación por el comportamiento de muchos jóvenes, que están poniendo en riesgo la vida de sus vecinos y de sus familiares, así como su futuro laboral y económico.

La presidenta madrileña ha hecho un llamamiento «a todos los jóvenes» para que se conviertan «en nuestros mejores aliados en la lucha contra el coronavirus».

Asimismo, se va a reforzar la campaña de vacunación frente a la gripe y se va a captar y vacunar frente al neumococo a los adultos a partir de los 60 años, así como a los diferentes grupos de riesgo recomendados con el objetivo de evitar enfermedades de carácter respiratorio.

MUESTREO SELECTIVO EN COLEGIOS E INSTITUTOS

La Comunidad de Madrid también va a hacer un muestreo serológico selectivo en los colegios y en los institutos, sobre todo, a partir de segundo de Bachillerato, aunque se va a hacer de manera masiva y periódica en los centros de educación especial.

«Los niños con autismo o con síndrome de Down o los niños que tienen otras dificultades no pueden quedarse nunca más en casa. No nos lo podemos permitir. Esos niños tienen que volver a sus colegios y a sus rutinas, porque el confinamiento a ellos les afecta especialmente», ha subrayado la presidenta madrileña.

El Ejecutivo madrileño está en conversaciones con las universidades madrileñas que también están estableciendo protocolos específicos para sus alumnos.

Facebook Comments