Madrid se enfrenta a una ola de frío extremo tras el paso de Filomena

EFE

Tras un episodio histórico, en el que la borrasca Filomena dejó una nevada sobre Madrid que duró 30 horas ininterrumpidas, la Comunidad se enfrenta ahora a otro enemigo nada desdeñable: una ola de frío polar que hará que las temperaturas se desplomen hasta más allá de los -10 ºC y que provocará un peligro mayor que la nieve: el hielo.

Filomena se aleja en dirección noreste, y a partir del lunes 11 entrará por el oeste un anticiclón atlántico que estabilizará la situación, informa la AEMET. Pero la llegada de este anticiclón implicará un descenso acusado de las temperaturas nocturnas, con heladas generalizadas en el interior, que serán fuertes en zonas de montaña y en amplias zonas llanas con superficie nevada, afectando sobre todo a la zona centro.

Así, y según la Aemet, a partir de la madrugada del domingo al lunes, se iniciará un descenso acusado de temperaturas nocturnas, que continuará la noche siguiente, con heladas fuertes y temperaturas mínimas que serán inferiores a -10ºC en zonas de montaña y áreas llanas con superficie nevada, como Madrid, afectando a puntos donde esta circunstancia es muy poco frecuente. En algunas zonas las máximas ni siquiera llegarán a los 0 ºC.

Isabel Díaz Ayuso haciendo declaraciones tras el temporal de nieve.
Ayuso pide a los ciudadanos que ayuden a retirar toda la nieve posible antes de que se convierta en hielo
Estas temperaturas, sumadas a la gran cantidad de nieve acumulada en Madrid, hacen aumentar las posibilidades de que se formen grandes placas de hielo que pueden dificultar la movilidad tanto para peatones como para vehículos.

De ahí que los esfuerzos de la Unidad Militar de Emergencias se centren en la retirada de la mayor cantidad de nieve posible tanto en Barajas como en los accesos y salidas de Madrid por tráfico rodado y ferroviario. Tal es la alerta que la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pidió este sábado por la noche a los ciudadanos que ayudaran retirando nieve por su cuenta.

Mapa de evolución de las mínimas para lunes (izquierda) y martes (derecha).Mapa de evolución de las mínimas para lunes (izquierda) y martes (derecha).AEMET
Será a partir de la madrugada del martes al miércoles cuando se inicie un ascenso notable de las temperaturas, según la Aemet, sobre todo en las nocturnas, que continuará los días siguientes, aunque todavía las heladas serán importantes en zonas llanas del centro, tanto la madrugada del miércoles como la del jueves 14.

Aunque la madrugada del jueves al viernes 15 es probable que se mantengan las heladas, éstas serán ya menos severas, con lo que se podría dar por concluido el episodio que ha dado lugar al aviso especial de la Aemet.

Filomena se ceba este domingo con el noreste
Los efectos de la borrasca Filomena se notarán este domingo con especial incidencia en las comunidades de Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana, donde la Aemet mantiene activado el aviso rojo (riesgo importante) por fuertes nevadas que dejarán una acumulación de nieve de 20 centímetros en 24 horas en cotas entre los 300 y 800 metros.

Se prevén también precipitaciones, menos intensas, en el Cantábrico y en el noreste peninsular, con tendencia a remitir a lo largo del día, y en el resto de la península, lluvias débiles y dispersas, menos probables cuanto más al oeste, que tienden a cesar; en las Canarias, probables precipitaciones, más intensas en el norte de islas de mayor relieve.

La cota de nieve continuará por debajo de los 600 metros en el noroeste, entre 500/1.000 metros en Pirineo oriental, 400/800 metros en la meseta sur, 700/1.000 metros en el extremo sur y sureste, 300/800 metros en el bajo Ebro y en el este peninsular.

Facebook Comments