Manuel Gil: «República Dominicana posee un desarrollo cultural espectacular»

Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid

 

“El nivel que va a dejar República Dominicana es muy alto lo que compromete a otros países en años venideros»

Madrid, España. – La literatura y la cultura de la República Dominicana, país invitado en la edición 78 de la Feria del Libro de Madrid, ha dejado comentarios positivos entre los organizadores y público asistente.

El director de la Feria, Manuel Gil, destacó el papel que ha tenido el país caribeño, que ha mostrado gran potencialidad, aparentemente desconocida.

“La imagen que teníamos en España de República Dominicana estaba ligada a las playas a su Caribe, pero de repente descubre que estamos hablando de un país con un desarrollo cultural espectacular: con cine, teatro, artes escénicas, música”, resaltó.

La Feria del Libro de Madrid, tras 17 días de apertura al público, cerró ayer con 2,3 millones de visitantes, lo que representa un incremento del público del 4,5% con respecto a su edición de 2018. Para las siguientes ediciones, Gil advirtió que a los demás países les tocaría estar al nivel de Quisqueya.

“El nivel que va a dejar República Dominicana ha puesto en el tope a los otros países en años venideros. Para cualquier otro país, al menos el canon debe partir de cómo lo ha dejado Dominicana”, afirmó.

La feria ha reportado récord de ventas con una facturación de 10 millones de euros y más de 500 mil ejemplares vendidos aproximadamente, por lo que Gil considera que ha sido “la mayor feria del libro del mundo hispano”.

Las cifras han sido un auténtico récord, un volumen de 1,800 escritores, ha generado aproximadamente 5, 300 firmas de parte de escritores. Se destaca que las tasas de lectura de la sociedad madrileña están 10 puntos por encima de la media.

La relación entre el autor y el visitante ha sido muy cercana, creando así un ambiente dinámico entre el autor y el público. “La gente se ha podido acercar a los autores e interactuar con ellos, pedirles que les firme su libro, hacerse un selfie”, detalló.

Las actividades complementarias han promovido el arte y la cultura dominicana, atrayendo la atención del público con los pasacalles, cursos de bachata y merengue.

“Eso le da un color y una atmósfera importante, que refuerza una feria popular. Desde luego ha aportado un valor a los atributos tangibles de la feria”, indicó.

El director de la feria manifestó el estar encantado con la participación del país caribeño en la feria.

“Desde luego para nosotros es un privilegio y orgullo haber tenido a República Dominicana como invitado y esperamos que en los años venideros se continúe con una excelente participación de la cultura y el libro, como ha sido ésta”, destacó.

Facebook Comments