Más de 557.000 extranjeros viven en la capital, casi el 17% de la población

Madrid, 13 oct (EFE).– En Madrid residen 557.117 personas extranjeras, que representan el 16.92% por ciento de la población de la ciudad, cifrada en 3.269.861 a 1 de enero de 2011.

Proceden de más de 180 países, la mayoría de América Latina y Caribe (51,7% del total) y de los 27 países de la Unión Europea (27,9%).

Son datos que aparecen en un informe titulado «Ciudades europeas contra el racismo», un trabajo financiado por la Comisión Europea al Ayuntamiento de Berlín, al que ha aportado datos sobre población, inmigración y convivencia el Ayuntamiento de Madrid.

El estudio, que ha sido presentado hoy a la Junta de Gobierno y del que ha dado cuenta el vicealcalde, Manuel Cobo, en la rueda de prensa posterior, indica que Madrid es la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea, detrás de Londres y Berlín.

Según el padrón, un 50,94% de madrileños han nacido en la Comunidad de Madrid, un 27,91% en otras comunidades autónomas españolas y un 21,12% han nacido en otro país, aunque de estos últimos, 173.206 tienen ya la nacionalidad española.

El flujo migratorio ha contribuido a recuperar la población de la capital a partir de 1996, después de que entre 1975 y 1995 se redujera en cerca de 400.000 personas, así como a rebajar la edad media de los madrileños.

Mientras que entre los residentes españoles, el colectivo mayor de 45 años supone un 48,9% del total, entre la población extranjera los que tienen de 15 a 44 años suman un 69,2%, y sólo un 2% supera los 65 años.

La edad media de los extranjeros es de 32 años mientras que la de los españoles es de 44,6 años.

El rejuvenecimiento se nota también en el número de nacimientos que, en el periodo 2004-2008 ha sido casi el doble entre los extranjeros que entre los españoles.

Durante 2008 uno de cada cuatro niños nacidos en Madrid posee una nacionalidad distinta a la española.

Las grandes oleadas de inmigración se produjeron entre 1999 y 2007, por lo que la mayor parte de los extranjeros, más del 80%, llevan más de cuatro años viviendo en España y residen legalmente en la ciudad.

Durante el periodo 2000-2010 la llegada media anual de la población extranjera a la ciudad era de 87.173 personas, hasta un máximo en 2007 de 123.486 personas, aunque en 2008 se inició una tendencia a la baja que aún no se ha interrumpido.

Los distritos donde se advierte mayor porcentaje de extranjeros son los del sur de la ciudad: Usera (23,9%), Villaverde (23,1%) y Carabanchel (22,8%) y dos de los distritos del centro de la ciudad: Tetuán (21,8%) y Centro (27%).

El vicealcalde ha mencionado también una encuesta encargada en 2009 por la Dirección General de Inmigración y Cooperación al Desarrollo que reveló que el 63% de los madrileños estaba a favor de la presencia de inmigrantes, frente a un 9.2% que se posicionaba en contra.

Los europeos eran los que más simpatía despiertan entre la población autóctona: un 6.8 sobre 10.

El 43% opinaba que los inmigrantes son necesarios para cubrir los puestos de trabajo de difícil ocupación y crecer económicamente; el 52% aceptaba que personas de otras culturas, razas y procedencias adquieran una posición superior en el estatus laboral pero el 60% opinaba que la presencia de inmigrante supone una merma en las ayudas sociales.

EFE

Facebook Comments