Más mujeres mayores están bebiendo mucho alcohol

Más mujeres mayores estadounidenses que nunca están bebiendo alcohol, y mucho, muestra un estudio reciente.

Lo más problemático del hallazgo es que la prevalencia de los atracones de bebida en las mujeres mayores está aumentando de forma dramática, mucho más rápido que entre los hombres mayores, anotaron los investigadores.

La diferencia fue sorprendente. Entre los hombres, la prevalencia promedio de atracones de bebida se mantuvo estable entre 1997 y 2014, mientras que aumentó en un promedio de casi un 4 por ciento al año entre las mujeres, encontraron los investigadores.

Un mayor consumo de alcohol y los atracones de bebida pueden ser un grave problema de salud para las mujeres, apuntó la autora del estudio, Rosalind Breslow, epidemióloga en el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas y el Alcoholismo de EE. UU.

Las mujeres no toleran el alcohol igual de bien que los hombres, y comienzan a tener problemas relacionados con el alcohol a unos niveles de consumo más bajo que los hombres, explicó Breslow.

Apuntó que, en promedio, las mujeres pesan menos y tienen menos agua en el cuerpo que los hombres (el alcohol se disuelve en el agua).

«Entonces, después de que un hombre y una mujer con el mismo peso consumen la misma cantidad de alcohol, la concentración de alcohol en la sangre de la mujer tiende a ser más alta, poniéndola en un mayor riesgo de daños», advirtió Breslow.

Para realizar el estudio, Breslow y sus colaboradores recolectaron datos sobre más de 65,000 hombres y mujeres de a partir de los 60 años de edad que bebían alcohol en la actualidad. De ellos, más de 6,500 hombres y 1,700 mujeres realizaban atracones de bebida.

Los adultos mayores, en general, tienen un riesgo más alto por los efectos del alcohol que los más jóvenes, anotó Breslow. «Son más sensibles a los efectos del alcohol, que puede contribuir a las caídas y otras lesiones, un problema importante para las personas mayores», dijo.

A medida que la población de EE. UU. envejece, es probable que la cantidad de hombres y mujeres de a partir de 60 años de edad que beben alcohol aumente, lo que conlleva más problemas relacionados con el alcohol.

Breslow dijo que en el estudio «encontramos que entre 1997 y 2014, la proporción de hombres mayores que bebían en la población de EE. UU. aumentó más o menos un 1 por ciento al año, y las mujeres que bebían aumentaron casi un 2 por ciento al año».

Breslow añadió que no está claro por qué esto está sucediendo.

Facebook Comments