¡No te laves las manos!

¡No te laves las manos!

Jonatan GomezPOR JONATHAN GÓMEZ
ANALISTA POLÍTICO, RESIDE EN ESPAÑA

El ingeniero Miguel Vargas Maldonado no ha ejercido un liderazgo responsable pero ante todo no ha consolidado su liderazgo, -independientemente de la actual situación del partido-. Porque, déjenme decirles que aunque las cosas fueran bien en el partido, si una persona que lidere una agrupación no consigue consolidar su liderazgo, se ve inevitablemente al fracaso. Y esa estabilidad no se adquiere de la noche a la mañana, tampoco se consigue con dinero y mucho menos con mentiras y trampas. Se obtiene con trabajo, esfuerzo, compresión y solidaridad.

Dicho esto, también tenemos que analizar que no toda la culpa es de Miguel Vargas, desde mi punto de vista, los pesos pesados del partido, quienes ya sabían lo que se fraguaba en lo interno, debieron cuanto menos preocuparse por solucionar la complicada realidad y no esperar hasta el último minuto. El PRD no debe buscar culpables fuera, porque los verdaderos culpables están en el seno del partido. Es un pobre argumento culpar a Leonel Fernández; creo sinceramente que hay otros recursos con los que pueden contar los militantes y dirigentes del partido para buscar otras alternativas. Al final el buscar una excusa fuera del partido es darle más campo abierto a los partidos contrarios.

La decisión de Hipólito de irse de la agrupación ha sido un error desde el punto de vista que ha tenido que renunciar a la pertenencia histórica de un equipo que lo ha arropado y apoyado desde hace ya unos largos años. No es justo que sin una lucha interna legítima tenga que hacer las maletas e irse fuera a buscar otros horizontes sin destino concreto. Los inicios son difíciles para todos y en política todo tiene un precio. Ya veremos qué precio tendrá que pagar Hipólito y Luis Abinader con esa decisión.

El PRD tenía otros recursos para intentar solucionar sus problemas, independientemente de la voluntad de MVM. ¿A nadie se le ocurrió buscar ayuda internacional? Recordemos que el PRD es el único partido en RD que está afiliado en la Internacional Socialista y además que el líder Dr. José Francisco Peña Gómez se preocupó de llevar muy buenas relaciones institucionales del partido a nivel internacional, lo que le faculta como organización a realizar consultas a un alto nivel. Peña Gómez supo utilizar el contexto histórico de la época delicada que vivió para establecer vínculos afectivos con diversos organismos de gran influencia internacional. Lamentablemente los que dirigen hoy las distintas esferas internas del partido no han sabido o no han querido utilizar todos estos recursos dejados en su día por su líder para dar una salida a la solución a todos los problemas pero sobre todo, poner sobre la mesa los problemas que han florecido internamente en una convocatoria de diálogo a un nivel de consulta e intervención mundial.

Tanta culpa tiene MVM como los demás líderes del partido quienes debieron preocuparse antes de que el vaso se llenase de espuma hasta rebosarse. Y digo más, los jóvenes que se encuentran fuera del país, en concreto en Europa, pudieron haberse movilizado, ustedes los dirigentes juveniles y representantes del partido en el exterior, debieron reunirse con organizaciones europeas, instituciones con influencia internacional y abrir un debate a gran escala, dando a conocer la problemática y buscar poner en relieve alternativas, opiniones que obligasen a MVM a tomar decisiones difíciles. ¿Y quién ha hecho algo? Algunos jóvenes le echan la culpa a los más veteranos y éstos esperan a que cuando los jóvenes lleguen, resuelvan. Es fácil culpar al otro cuando uno está sentado mientras se resuelve la papeleta.

El impacto y la repercusión que puede tener este contexto histórico en la política dominicana aún está por verse, si el PRD sigue con su división, las previsiones de Leonel Fernández van a confirmarse: el PLD se mantendrá en el poder durante muchos años y no es que esa situación sea tan grave, porque recordemos que el PRI en Méjico se mantuvo en el poder por más de 60 años y Méjico sigue siendo una potencia regional y mundial; el problema es que no haya una verdadera oposición que represente a una parte de la población. Y esto sí sería malo para todos, incluso para el PLD, porque se podría consumir internamente en avaricia y descontrol.

Facebook Comments