Operan a un recién nacido por error

Operan a un recién nacido por error

El pequeño nació en perfecto estado de salud, pero el hospital cometió una negligencia al confundirle con otro bebé al que tenían que operar del frenillo

Nate nació el pasado 16 de diciembre en Tennesse. Un bebé en perfecto estado de salud. Sin embargo, en el hospital cometieron una grave negligencia al confundirle con otro bebé al que tenían que operar del frenillo.

El personal médico se llevó al recién nacido mientras su madre, Jennifer Melton, se quedaba en la habitación pensando que iban a hacerle un pequeño chequeo. La sorpresa, sin embargo, surgiría de forma inmediata.

Jennifer se encontró ante una enfermera que le estaba explicando que la operación de Nate había salido bien. La mujer no entendía nada, pero poco después se dio cuenta de que, efectivamente, a su pequeño le habían realizado, por error, una intervención en la lengua que estaba destinada a otro bebé.

«No puedo dormir, es como un sueño horrible que ha llegado a mi vida», confiesa Melton ya dos meses después del equívoco.

A pesar de que los médicos le han asegurado que la cirugía no alterará el desarrollo del bebé, ella no se quita de la cabeza ese angustioso momento.

Jennifer, todavía en estado de shock, recibió una llamada en el teléfono de la habitación del médico que había realizado la cirugía: «El pediatra me explicó lo que había sucedido, que realizó la cirugía a Nate por error».

El hospital emitió un comunicado en el que explicaba que no podía hacer comentarios de lo sucedido porque incumpliría la ley de privacidad federal que protege a los pacientes.

 

elcomercio.es

Facebook Comments