Opinión: Consulados y Privatización

Consulado General de la República Dominicana en Madrid

Consulado General de la República Dominicana en Madrid

Por Juan José Sánchez Núñez

 

Es motivo de análisis en los actuales momentos luego de unas denuncias e informaciones aparecidas en uno de los periódicos Dominicanos, acerca de la distribución de los recursos obtenidos en los diferentes consulados Dominicanos, en los principales países donde tenemos delegaciones consulares, la cual explicabas como de manera indignantes los titulares de dichos consulares manejaban los recursos obtenidos a través de los servicios ofrecidos a los dominicanos en sus respectivas demarcaciones, esto evidentemente ha generado muchas inquietudes sobre qué hacer para que esto no continúe  sucediendo.

En otras ocasiones donde el tema ha salido a debate se habían iniciados procesos para modificar y reorganizar ese desorden institucional, aunque no se culminaron con ningunas acciones concretas.

Ahora de nuevo vuelva a la palestra pública el tema de una situación irregular desde el punto de vista institucional e incluso moral, no es posible, que los cónsules después de haber cumplido con el pago de los impuestos correspondientes de las tarjetas de pasaporte, se queden en sus bolsillos todos los ingresos que se generan en los consulados por servicios consulares, y que esos recurso no pasen a mano de la administración  central, no se puede seguir tolerando,  pues esto solo sirve para que  manera legal los cónsules aumenten sus patrimonios personales, de  forma extraordinarias en la mayoría de los casos.

Ahora bien la solución no es la  que esta plateando el Ministerio de Relaciones Exteriores, que es, la de alguna manera privatizar los servicios  que se prestan en los consulados, en declaraciones de unos de los viceministro, establecía el ejemplo de otros países que realizan esas operaciones por vías de empresas particulares, es cierto eso pero la cuestión no es el problema de los servicios prestados.  Cierto es que hay muchas quejas de los ciudadanos  que solicitan los servicios de la demora y la mala gestión de los mismos, sino que hacer para que los cónsules no se queden con el  dinero que se paga por los servicios oficiales que se prestan y que no llegan al estado Dominicano, sino que se quedan en  el haber de los incumbente como si eso fuera un negocio particular.

 

Facebook Comments