Orlando Sánchez, primer dominicano con los Knicks

Orlando Sánchez, primer dominicano con los Knicks

AR-140929679De República Dominicana a España, y de allí a Estados Unidos. Ese fue el periplo de Orlando Sánchez para llegar a la NBA

La semana pasada, los Knicks de Nueva York anunciaron el fichaje del ex ‘power forward’ de St. John’s University, que también integró la selección nacional de Quisqueya que participó en el reciente Mundial de Baloncesto de España, ganado por Estados Unidos.

Orlando Sánchez, nacido el 26 de mayo de 1988 en Nagua, Rep. Dominicana, tras acudir al Colegio ‘Nueva Luz’, de su ciudad natal, se fue a vivir con su papá en España, donde desarrolló su baloncesto sin llegar a jugar a nivel profesional.

El destino quería que diera el salto a Estados Unidos, y llegó a la ‘Gran Manzana’. Por dos temporadas jugó para Monroe College, y de allí pasó a St. John’s.

En su último año con la universidad católica, el atacante de 6’ 9” de estatura y 230 libras, tuvo promedio de 7.4 puntos y 5.6 rebotes; mientras que en la Copa Mundial sus cifras fueron 2.2 puntos y 2.5, en su orden.

Phil Jackson, el presidente de los Knickerbockers, le ha dado la oportunidad de demostrar su capacidad y si supera el corte, Orlando Sánchez se convertirá en el primer basquetbolista nacido en Dominicana en defender al quinteto de los Knicks, y el sexto en jugar en la NBA.

Pedro Pablo, el buscatalentos para la selección dominicana, destacó el atleticismo del joven atacante de 26 años: “puede rebotar, puede correr, puede defender, puede hacer un poquito de todo”, resumió. “Pero tiene mucha energía, que es muy importante en el nivel donde va a estar”.

Pablo dijo que este joven humilde ha luchado para llegar a la NBA. “Merece una oportunidad de demostrar el talento que él tiene”, señaló Pablo, quien contó que a Orlando le tomó por sorpresa la oferta de firmarlo, porque en su regreso de la Copa Mundial tenía entendido que venía a Nueva York a demostrar su talento.

“Su aporte será desde la bancatraer energía, puntos, defensa, hacer lo que el dirigente (entrenador) le pida”, restaló Pablo.

“Pero el solo hecho de estar en la mejor liga del mundo, debe ser un privilegio para cualquier jugador”, acotó.

Está en Sánchez demostrar que merece ser parte del equipo que abrirá la temporada. Caso contrario, los Knicks pueden asignarlo al equipo de  Westchester, de la Liga D

eldiariony.com

Facebook Comments