Otoño, la estación de América Latina en Madrid

El otoño se ha convertido en la estación de los creadores latinomericanos en Madrid. Su presencia ha empezado ya con la I Semana Madrid Latino (Museo de América, 18 horas), con los artistas y escritores inmigrantes, y seguirá en octubre con VivAmérica (Casa de América, del 4 al 9 de octubre).

Madrid, España.Una oportunidad de ser testigos de la manera en que la evolución y la continuidad de América Latina están en sus manifestaciones artísticas y en su cultura más que en los ámbitos políticos y sociales. Un proceso del que se oye hablar mucho y se puede comprobar de manera aislada, pero que pocas veces se puede apreciar de manera conjunta. Salvo en ciudades como Madrid donde se ha convertido en tradición que cada otoño algunos de los mejores creadores latinoamericanos llegan a la ciudad para exhibir y reflexionar sobre sus obras en diferentes eventos. Este año la temporada la abrió el lunes la Primera Semana Madrid Latino en un entorno rodeado de arte y cultura de América Latina: el Museo de América. Un evento con el cual la asociación América España Solidaridad y Cooperación, AESCO, celebra sus 20 años, para lo cual ha invitado a una decena de creadores inmigrantes que cada día hablarán de un tema distinto. Si el martes fueron los derechos humanos, ayer le tocó el turno a las artes plásticas, hoy girará en torno a los medios de comunicación y mañana viernes será la hora de la literatura.

«Mi familia en Argentina era inmigrante, y yo crecí con eso. Y cuando llegué a España pues me encontré con la cuestión de que también soy inmigrante; entonces, más que una cuestión de estar pensando en las cosas de Argentina o de España, para mí ser inmigrante es un todo», reconocía ayer Carolina Martínez, en el Museo de América, cuya obra ilustra este post. «En mi vida la inmigración es un hecho transversal, y mi trabajo aborda un viaje de ida y vuelta». Ese fue el tema de ayer: Creatividad, arte e inmigración, en el cual participaron Fernando Rubio Ahumada, artista multidisciplinar colombiano; Roxana Río, cantautora mexicana; Adriana Mosquera, Nani, ilustradora y humorista gráfica;

La manera como desde la radio, la prensa, la televisión y ahora internet ayudamos a crear y a dar forma al imaginario colectivo relacionado con los inmigrantes es el tema de hoy (18 horas en el Museo de América). Una cuestión interesante, justo en un momento en que la inmigración está en boca de todos, especialmente en Europa y en España donde parte de su crecimiento depende de la inmigración. Por eso el coloquio de hoy se titula El lenguaje de la inmigración en los medios de comunicación: ¿excluyente o incluyente?. Sobre ello hablarán José Morillas, de Radio Televisión Española RTVE; Nicolás Castellano Flores, periodista de la cadena SER; y Yolanda Vaccaro, corresponsal del diario El Comercio de Perú.

El arte de narrar en los escritores que han emigrado será el tema de mañana. Es un punto esencial en la historia de la literatura surcada por autores que han escrito fuera de sus países, por no hablar de si lo hacen en otra lengua, y de cuando el mismo asunto de la migración se convierte en tema de la obra. Ese es el debate de mañana viernes: Literatura e inmigración: La lengua como lugar de acogida, con la intervención de tres escritores latinoamericanos que viven en España: Andrés Neuman, argentino; Santiago Roncagliolo, peruano; y Leonardo Valencia, ecuatoriano (intervendrán mañana a las 18 horas en Museo de América) Un tema que abordé en Babelia en un reportaje hace tres años, El gran viaje de la cultura. El asunto es que el tema de la inmigración, tratado habitualmente en el cine y la música, empezó hace unos pocos años a hacerse más visible y a coger fuerza en la narrativa.

La Primera Semana Madrid latino empzó el lunes con la presentación del libro Una sudaca en el parlamento, de Rosa Yolanda Villavicencio, fundadora de AESCO y primera diputada autonómica de origen inmigrante que salió del movimiento asociativo). El libro que recoge temas de su político, como la igualdad, «reflejada en el quehacer diario y la realidad de la inmigración en España».

Y más experiencias que se están contando son las de, por ejemplo, Fernando Rubio: «Al estar en España te das cuenta de cómo te encuentras reflejado en muchas de las cosas que hemos recibido por herencia cultural, histórica, y en ese sentido mi trabajo artístico ha cambiado mucho, me ha permitido ver a mi país, Colombia, en perspectiva y al igual que la mayoría de los inmigrantes siento mi vida actual la conforman dos mitades, la colombiana y la española, y toda esta amalgama de detalles de las dos orillas ya forman parte indisoluble de mi creación artística». Y el artista multidisciplinar continúa: «No hablo solamente de mí y de mi origen, sino de todo lo que con el tiempo me ha impregnado este país».

Facebook Comments