Plantean beneficios que lograrían Haití y RD si integran sus ofertas turísticas

Estudio liderado por Intec sugiere unir ventajas y oportunidades que ambas naciones tienen

Santo Domingo.- Si República Dominicana y Haití actúan mancomunadamente podrían lograr beneficios significativos en un mercado globalizado en un mediano plazo, juntando las ventajas y oportunidades que ambas naciones tienen, plantea un informe del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, el Servicio Social de Iglesias Dominicanas y del Centro de Estúdio Dominíco-Haitiano.

Sin embargo, el hecho de que entre las dos naciones exista una marcada diferencia en los niveles de desarrollo alcanzados presenta desafíos adicionales que no son fáciles de resolver, indica el informe “Haití y República Dominicana: Complementariedad y Desarrollo Turístico”, preparado por Juan Lladó.

Señala que es necesario identificar formas para integrar las ofertas turísticas de los dos países, sobre todo las del noroeste dominicano y noreste haitiano para poder apelar a los segmentos del mercado turístico internacional que podrían interesarse en “consumir” ambas ofertas.

También buscar las formas en que parte de los actuales flujos de turistas extranjeros que visitan a República Dominicana puedan ser persuadidos a visitar también a Haití.

Otra sugerencia es identificar las formas de inducir a los intereses transnacionales que son dueños de la mayor parte del inventario de habitaciones hoteleras de clase mundial en el país a invertir en Haití.

“El desigual desarrollo turístico de los dos países es generalmente atribuido a la inestabilidad política y la pobre base institucional de Haití. Eso ha evitado que la inversión, tanto nacional, de la diáspora como extranjera, fluya hacia el sector”, señala.

El país, dice, ha logrado un extraordinario desarrollo en las últimas tres décadas hasta el punto de ser hoy día el principal destino turístico de la región del Caribe.

“La inestabilidad política de Haití, sin embargo, le ha causado un rezago significativo y ha resultado en que Haití es hoy el destino turístico de menor importancia en el Caribe, mientras la República Dominicana ha logrado aprovechar la industria turística, Haití apenas ahora comienza a ver al turismo seriamente como una alternativa de desarrollo económico”, indica.

Inmigración y economía

Agrega que aunque controversial, la presencia masiva de obreros haitianos en el lado dominicano también dinamiza los sectores agrícolas y de la construcción abaratando los costos de mano de obra.

Explica que ambos países aspiran a un rápido desarrollo económico, pero como naciones en vías de desarrollo, esas aspiraciones confrontan todos los escollos y vicisitudes que se asocian con economías carentes de los capitales, base institucional y recursos humanos calificados que son necesarios para alcanzar mayores niveles de bienestar para sus respectivas poblaciones.

Efectos inestabilidad Haití

Plantea que la inestabilidad política de Haití, sin embargo, le ha causado un rezago significativo y ha resultado en que es hoy el destino turístico de menor importancia en el Caribe. Mientras la RD ha logrado aprovechar la industria turística, el vecino país apenas ahora comienza a ver al turismo seriamente como una alternativa de desarrollo económico.

Considera que una manera de abordar una estrategia de complementariedad es definir una visión a largo plazo, en la que los dos países se conviertan en la “estrella turística” de América Latina, en atención a la singularidad que ofrecen las sinergias turísticas de los dos destinos y su calidad histórica de “Cuna de América”.

Zoom

Expectativas

Se espera que los dos países puedan recibir, a partir del 2020, un flujo mínimo de 10 millones de visitantes extranjeros y de la diáspora al año, con una cuarta parte de ellos visitando los dos países y una planta hotelera interconectada parcialmente. La Organización Mundial del Turismo proyecta que la economía de los viajes y el turismo crecerá 4.4% al año.

Facebook Comments