Presidente Codex NY apoya posición ex representante OEA en Haití

Presidente Codex NY apoya posición ex representante OEA en Haití

Por Ramón Mercedes

Nueva York.- El presidente del Comité del Dominicano en el Exterior (Codex), Máximo Padilla, apoyó la posición del ex representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Haití, Ricardo Seitenfus, quien consideró que la sociedad internacional no ve lo buena que ha sido la República Dominicana con el vecino país, sino que se empeña en destacar «lo malo».

Expresa Padilla que el ex funcionario de la OEA tiene una visión clara de lo que ha sido la historia de ambos países y del accionar de Dominicana como nación, que se ha volcado en apoyar Haití en momento cruciales, sin embargo, eso no ha sido importante para la sociedad internacional, como bien lo expresara el diplomático.

Asimismo, dijo que lo que plantea Seitenfus, de nacionalidad brasileña y autor del libro Haití, dilemas y fracasos internacionales, de que las tres potencias que se presentan como amigas de Haití, Estados Unidos, Canadá y Francia, en los hechos han aportado muy poco para ayudar al pueblo haitiano a salir de la crisis y encaminarse a la estabilidad, viene a desenmascarar la “hipocresía” con que dicen esos países apoyar el vecino país.

El ex diplomático afirmó que la élite de Haití obedece a lo que denominó el “Tridente Imperial” (Estados Unidos, Canadá y Francia) y sostuvo que hay una gran tragedia, porque el 60% de la ayuda financiera anunciada y aprobada no llegó a Haití, el 20% llegó y salió de inmediato, y el 19% fue a instituciones internacionales, como la OPS, la Cruz Roja, entre otras, por lo que para el pueblo haitiano solo pasó un 1% de las donaciones.

«Esas son crudas realidades, y entonces nos quieren culpar y echarnos a los dominicanos los problemas de esa nación, y eso no puede ser, ni podemos aceptarlos», enfatizó el reconocido líder comunitario.

Padilla afirmó que es cierto que la ayuda criolla para el pueblo haitiano, en contraste con las promesas no cumplidas de las grandes potencias económicas y de los propios organismos internacionales, es un hecho axiomático, pero la comunidad internacional se hace la desentendida.

Remembró también lo planteado por el ex funcionario de la OEA, en el sentido de la extraordinaria reacción de Quisqueya con Haití, cuando en 2010 un terremoto lo azotó, y lamentó que la sociedad internacional no se haya hecho eco de ello.

Padilla considera a los haitianos “malos agradecidos”, porque Dominicana le ha dado y sigue dando el doble de lo que no puede, y citó el hospital y la universidad que le construyó el presidente dominicano de entonces, Leonel Fernández; y como las primeras ayudas humanitarias (cientos de camiones repletos de alimentos y medicinas) llegaron a pocas horas del país de Duarte.

Añadió que actualmente las mujeres parturientas haitianas consumen más de 5 mil millones de pesos dominicanos en los hospitales públicos, y el pago que recibimos es la condena por parte de Estados Unidos, Canadá y Francia, países que solo prometen y no ayudan, y toda esta ayuda que proporciona nuestro país, afecta en gran parte nuestro pueblo.

El presidente del Codex se mostró de acuerdo que todo aquel extranjero que resida en la Patria de Duarte y no regularice su status migratorio sea deportado, como mandan las leyes del país.

Facebook Comments