Quennide (Kenia) Ortíz, in memoriam

Quennide (Kenia) Ortíz, in memoriam

Por Olmedo Pineda

Fruto del matrimonio de Feliz Ortiz y Ana Ramírez, Quennide Ortiz vino al mundo en Santo Domingo, en 1935, a unos pocos años de haber sido destruida la capital dominicana por efecto del huracán San Zenón, que había ocasionado 15 mil heridos y dos mil fallecimientos, al tiempo que se consolidaba el régimen de Rafael Leónidas Trujillo.

La cuarta de siete hijos de dicho matrimonio, bajo la protección de sus padres y hermanos mayores, Quennide vivió su infancia en la ciudad de Santo Domingo, recibiendo una esmerada educación profesional en la época que casi nadie estudiaba, destacándose desde muy joven por su jovialidad, fuerte personalidad y absoluta lealtad a sus principios, así como por su amabilidad y fino trato social.

Se graduó en administrativo (archivo), secretariado, repostería, costura y diseño, así como en varios cursos de cocina, al tiempo que desde muy joven se introdujo en la defensa de las libertades en pleno apogeo de la dictadura trujillista, simpatizando y militando en la izquierda revolucionaria.

Su participación en la vida política del país le llevó a involucrarse activamente en la revolución del año 1965, reclamando respeto a la Constitución y el retorno a la democracia, llegando a coordinar estrechamente con Harry Jiménez (Memo) y otros.

Desde agente de seguro y empresaria privada en 1962, Quennide desarrollo múltiples actividades comerciales así como funciones de servidora pública en la Junta Central Electoral, Aeropuerto Internacional Las Américas.

En cuanto a su vida personal y familiar, se casó dos veces, engendrando una numerosa familia. Fue su primer esposo el ingeniero Rafael García Pereyra, con quien procreó a Javier, Alexis y Ana María García Ortiz, mientras que en segundas nupcias con Rafael Alfau tuvo a Jeannette Margarita, Carlos Luis Rafael y José Luis Alfau Ortiz. Hasta ahora su descendencia incluye además de los hijos, 18 nietos y 5 biznietos, la mayoría profesionales destacados en sus áreas.

Su sólida formación humanística y social le condujo a servir apasionadamente al pueblo dominicano, no solamente desde la lucha política a través del movimiento revolucionario 14 de junio, sino que fue pionera del budismo en la República Dominicana, como una de las fundadoras de la organización Soka Gakkai, inspirada en la filosofía budista de Nichiren Daishonini.

*1- Comando 13, a cargo del Comandante Pichirilo, que funcionaba en la calle Juan Isidro Pérez con 19 de Marzo, Santo Domingo.

*2- Nichiren, fue un monje budista del siglo XIII en Japón. Es el fundador del budismo nichiren, una rama del budismo japonés, que abarca las escuelas Nichiren Shu, Nichiren Shoshu, el movimiento laico Soka Gakkai y otras escuelas, Www.Google.com

Quennide fue una de las fundadoras de la Mesa Redonda Panamericana de San Pedro de Macorís, además de que junto a varias personalidades formó parte del Patronato Divino Jesús.

También fue impulsora de la Unión de Mujeres de las Américas y contribuyó con su apoyo al Asilo de Anciano, y al Hogar de la Hijas De la Caridad de San Vicente de Paul.

En su trayectoria de amar y servir al prójimo se destacó en varios aspectos del humanismo, siendo reconocida por La Unión de Poetas y Escritores Dominicanos, en el año 2006.

También fue distinguida por el Presidente Hipólito Mejía, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, por su gran labor en pro de la vida social, cultural y sobre todo su gran labor humanitaria, junto a distinguidas damas del país. No solamente expresaba sus altruistas sentimientos a favor de los dominicanos, sino en provecho de todo el necesitado sin discriminación de raza o nacionalidad, como lo prueba el documento emitido por el gobierno español el 24 de marzo de 2004, a través de su consulado, en su agradecimiento por su solidaridad con el pueblo español tras la tragedia del 11 M.

La Soka Gakkai Internacional le rindió homenaje en Enero del año 2000, entregándole premio por contribuir con sinceridad al Kosen- Rufu4 de República Dominicana. En octubre de 1992, la Alianza Internacional de Mesas Redondas Panamericanas, reconocieron su arduo trabajo, apoyo y su alto sentido panamericanista.

*3- Fue una de las fundadoras del Club Antillas

*4- Kosen-rufu es un término japonés que expresa «la concreción de la paz mediante el fomento de la felicidad de las personas.

Quennide, sin embargo, prefería la soledad de su hogar y la libertad para ayudar a su prójimo a cualquier hora, circunstancia que al final le requirió el sacrificio supremo de su vida. Ella, que logró sobrevivir a dos infartos agudos al miocardio, se marchó de repente, sin ningún aviso previo, al ser llamada al sueño eterno en la tranquilidad de su hogar, el pasado 9 de septiembre, cuando tenía casi 80 años de edad.

Adiós Quennide, madre ejemplar y orgullo de los dominicanos!

Facebook Comments