«Quiero volver a mi país y ver a mis hijos pero me da miedo»

Esther Terceros, que vino a Granada para mejorar su futuro, desea regresar a Bolivia · Tras seis años viviendo en España apenas ha podido ahorrar para cumplir su sueño

Hace seis años, Esther Terceros y su marido decidieron emigrar desde Bolivia hasta Granada en busca de un futuro mejor. Con las maletas cargadas de sueños, ilusiones y esperanzas, por el camino dejaron a sus dos pequeños, por aquel entonces de 2 y 6 años, a la madre de ella y a la hermana. Los únicos propósitos de este matrimonio eran mejorar económicamente y ayudar a los suyos, que apenas si tenían para comer.

Este ‘sueño español’ del que tantos amigos y vecinos les habían hablado en Bolivia no tardó en convertirse en pesadilla. A su llegada a Granada, Esther Terceros que España ya no era tan fuerte económicamente como en años atrás y la situación, para colmo, no tardó en empeorar: «Vinimos demasiado tarde», se lamenta Esther, refiriéndose a la alta tasa de paro de los últimos años que no les ha permitido ahorrar prácticamente nada.

Ahora Esther esa triste por lo vivido. Por haber viajado, por haber dejado atrás a sus hijos y por no haberlos visto crecer. Con los ojos empañados, y la cara triste, Esther Terceros relata que ahora lo único que quiere es regresar. «Quiero volver a mi país y ver a mis hijos, pero ahora me da miedo. Hay gente que dice que después de tanto tiempo a lo mejor ni me conocen», relata desolada. «Yo salí de mi país con un objetivo muy claro: trabajar, trabajar y trabajar. Ahorrar lo más pronto posible para volver a Bolivia y comprar una casa y estar con mi familia», destaca.

Por el contrario, esta mujer relata que este periodo en Granada no le ha compensado, «yo vine con más de 2.000 euros como turista, al principio tuve que pagar hoteles y todo, nadie nos ayudaba y no he podido ahorrar», indica. Durante estos años, ha trabajado en varias casas como empleada del hogar con familias, hasta que conoció la asociación Granada acoge, «que me dio un buen empleo gracias a la bolsa de trabajo que tiene esta asociación».

Ahora tanto su marido como ella tienen trabajo, «pero aun así las cuentas no nos salen», pues «aquí tenemos que pagar el alquiler, el agua, la luz, la comida y enviamos dinero a nuestra familia», de tal forma que por muchas cuentas que ajusten para ahorra mucho no da. Sobre la fecha de partida con destino Bolivia, todavía no lo tiene muy claro, «pues mi sueño es llegar con dinero para montar un negocio y estar con mi familia y todavía no se si lo voy a poder hacer». Otra de sus esperanzas es que encontrar trabajo en Bolivia de lo suyo, «soy técnico agropecuario, quizás allí pueda trabajar»

Esta semana Granada acoge alertó sobre el enorme riesgo de exclusión social que viven los inmigrantes que residen en España como consecuencia de las últimas políticas de recortes. Según Granada acoge, la crisis económica ha tenido un fuerte impacto en la población inmigrante, pues se ha producido una fuerte destrucción de empleo que ha recaído especialmente sobre este colectivo.

La situación es tan perjudicial que según Granada acoge muchos de los inmigrantes que se han instalado en Granada en los últimos años se está planteando regresar a casa en vista de las pocas posibilidades que aquí se ofrecen. En la asociación, también han notado una ligera tendencia de inmigrantes que después de haber solicitado ayuda hace años, y haber logrado una estabilidad vuelven para pedir ayuda.

La asociación pidió apoyo ciudadano para continuar promoviendo iniciativas que apuesten por la disminución de esta exclusión social y para luchar en pro de este colectivo y conseguir así una «mayor justicia social», pues se trata de una situación injusta «que no se puede permitir».

2 nov/amodom/ granadahoy.com

Facebook Comments