Sanidad niega haber desatendido a una inmigrante por carecer de papeles

vv013cv001María Concepción, de 30 años, denuncia que el hospital General le dio el alta forzosa y que la mandaron a casa sin reinjertarle parte del cráneo

 

ONI ÁLVAREZ CASANOVA | GANDIA La Conselleria de Sanidad negó ayer a Levante-EMV que haya dejado de tratar y diera el alta por no tener permiso de trabajo a María Concepción Anaya, una joven hondureña de 30 años residente en Valencia que sufrió un derrame cerebral del que fue operada en el hospital General el pasado 11 de enero, como ella y su familia han denunciado.

Tanto fuentes de la Generalitat como del propio centro sanitario, con las que se puso en contacto ayer este periódico, señalaron que desde el momento en que la paciente entró en urgencias «ha sido tratada como todas las personas que presentan un cuadro clínico parecido».
No solo niegan las acusaciones de la joven y su familia, sino que se muestran «sorprendidos», puesto que, tras salir del hospital, el pasado 14 de febrero, ha acudido a una visita médica en abril para evaluar su estado y tiene prevista otra próximamente, concretamente el 5 de junio, algo que la propia hermana de la afectada confirmó a este periódico.

La mujer había denunciado que el hospital General le había dado el «alta forzosa» cuando descubrió que no tenía «los papeles en regla». Desde el centro, en cambio, defienden que en este caso, se siguieron las recomendaciones facultativas «y se le dio el alta cuando los médicos consideraron que era adecuado». Según la versión del centro, tampoco se le indicó que tenía que tenía que pagar para ser tratada ni operada, si bien a lo que tenía que hacer frente era a los medicamentos que debía comprar de la farmacia.
María Concepción estuvo un mes ingresada y fue sometida a dos operaciones. Cuando mejoró se le practicaron ejercicios de rehabilitación. La mujer regresó a su casa, por tanto, «porque su evolución fue muy positiva, a pesar de que presentaba un estado muy grave cuando entró», apuntaron desde el centro.

La joven fue sometida a una craneotomía. Se le extirpó parte del cráneo dejando el cerebro libre para que bajara la inflamación.
A este respecto, Miriam Anaya, hermana de la afectada, denunció que el hospital «la mandó a casa sin ni siquiera volverle a injertar el pedazo de hueso y no le hicieron la rehabilitación». Solo el cuero cabelludo le cubre esa parte del cerebro «por lo que un mínimo golpe podría causarle la muerte», lamentó. Desde el centro sanitario explicaron que cuando alguien sufre un accidente de este tipo se deja el cerebro al aire hasta que el médico lo considera. «De hecho, hay gente a la que ya no se le vuelve a injertar el hueso porque se considera que hay peligro de que vuelva a inflamarse».

En el caso de la paciente hondureña será en próximas visitas cuando se evaluará si se procede a injertar el hueso, que actualmente se encuentra congelado en las instalaciones del hospital General de Valencia. «Será una decisión eminentemente médica».

María Concepción Anaya llegó a España en octubre de 2011 con la esperanza de encontrar un trabajo para mantener a sus dos hijos, que quedaron a cargo de su madre. Sufrió el derrame cerebral el pasado 11 de enero mientras se encontraba en la casa de la anciana a la que cuidaba.

Ha perdido la sensibilidad en la parte izquierda de su cuerpo, la vista de un ojo y sufre fuertes migrañas por la noche. «No puedo ni dormir», asegura.

Apoyo de entidades y de sus compatriotas
Tras recibir el alta, María Concepción se encontró con una complicada situación: Sin trabajo, no podía hacer frente a los antiinflamatorios, analgésicos, antipiréticos y protectores de estómago que necesita. Hace unos días, la Asociación de Hondureños de Valencia tuvo conocimiento del caso y se ha volcado en darle toda su ayuda. Ya han organizado varias actividades, incluso para recoger fondos y gracias a ese dinero ha comprado sus medicamentos. «Lo hemos pasado muy mal pero Honduval nos ha ayudado mucho», asegura Miriam, su hermana. La mujer también cuenta con el apoyo de Médicos del Mundo, quienes señalaron estar «estudiando el caso a nivel médico» para comprobar si han existido las irregularidades denunciadas por la joven.

 

levante-emv.com

Facebook Comments