Segunda votación abocada al fracaso

efe_20160302_195521_pa0607_32246_1

 

Madrid.- El líder del PSOE, Pedro Sánchez, afronta este viernes la segunda vuelta del debate de investidura, una nueva oportunidad para ser investido presidente pero que está abocada al fracaso. Sánchez sería el primer aspirante a La Moncloa que no consigue la confianza del Congreso para formar Gobierno.

Tal como marca el artículo 99 de la Constitución, si el aspirante no consigue mayoría absoluta en su primer intento, la votación habrá de repetirse 48 horas. Pero en este caso, ya no será tras un debate extenso con los grupos parlamentarios, sino que se hará después de una sesión breve con los tiempos tasados para todos los intervinientes.

En su primer intento de llegar a La Moncloa, Sánchez se quedó a 46 votos de los 176 en los que está situada la mayoría absoluta. Sólo recibió el respaldo de 130 diputados: 89 del PSOE; uno del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, en virtud de su coalición con los socialistas; y de los 40 de Ciudadanos, gracias al acuerdo que ambos partidos suscribieron la semana pasada.

En contra de la investidura se registraron 219 sufragios: PP, Podemos y sus confluencias, ERC, Democracia y Libertad, PNV, Compromís, IU-Unidad Popular, EH Bildu, UPN, Foro Asturias y el exdiputado del PP, ahora en el Grupo Mixto Pedro Gómez de la Serna.

Sólo se registró una abstención, la de Ana Oramas, de Coalición Canaria, que durante el debate dejó la puerta a votar sí en la segunda ronda si el PSOE era capaz de ampliar sus apoyos.

De los debates que tuvieron el miércoles únicamente pudo desprenderse alguna posibilidad de acuerdo futuro en el caso del PNV. Sin embargo, de momento, los nacionalistas vascos se mantienen en el no.
El Pleno de investidura se reanuda a las seis y media de la tarde. El primero en tomar la palabra será Sánchez, que podrá hablar diez minutos, y ya no podrá establecer ningún cara a cara con sus interlocutores. A continuación subirán a la tribuna los representantes de los grupos de mayor a menor, salvo el PSOE, que intervendrá en último lugar.

Tras los debates, se procederá a la votación por llamamiento de todas su señorías que tendrán que emitir su voto de viva voz desde su escaños siendo los miembros del Gobierno en funciones y los la Mesa de la Cámara los últimos en hacerlo. La votación no podrá tener lugar antes de las 19.45 horas para cumplir con las 48 horas que marca la Carta Magna.

Para convertirse en sucesor de Rajoy en ese segundo intento a  Sánchez le bastaría una mayoría simple del Congreso, es decir, sumar más síes que noes, una posibilidad que parece también bastante improbable. El encargado de comunicar el resultado al Rey es el presidente del Congreso.

Si se cumplen los pronósticos y Sánchez vuelve a fracasar, la Constitución establece que se podrán tramitar sucesivas propuestas de aspirantes a presidente hasta que transcurran dos meses desde la primera votación, la de este pasado miércoles. CANARIAS7

Facebook Comments