Será una irresponsabilidad ?

Será una irresponsabilidad ?

Por  Freddy P. Galarza

New York.- a pesar de existir una litis judicial entre los ayuntamientos de la comunidades de Vicente Noble, el distrito municipal de Canoa y Jaquimeyes  por la poseción de la mina de sal y yeso en Puerto Alejandro, Barahona, y una orden judicial para su cierre, núnca fue acatada por el alcalde de ésta última localidad.

Recientemente fallecieron en ese lugar los trabajadores Salvador García y Edgar Batista  por los derrumbes de sacos de sal provocado por los temblores de tierra y réprica que se registraron en la zona y que se les puede achacar a las irresponsabilidades de todos los que están envueltos en dicho conflicto .

Ahora se destapa extrañado el fiscal del Distrito Judicial de Barahona, Yvan Ariel Gómez, al enterarse de las muertes de los obreros que no tenían que estar allí si se hubiese cumplido con la ordenanza de que esa mina permaneciera clausurada hasta tanto se resolviera su situación en los tribunales .

No dudo de lo dicho por el jóven fiscal de Barahona, lo que escucho de su gestión al frente de la fiscalía es saludable y aceptada por gran parte de aquella comunidad, pero hubo negligencia que causaron esas muertes de los trabajadores .

Ahora se alega después de producirse las muertes de esos obreros que el señor Domingo Milquiades Florían, alcalde de Jaquimeyes, desacató la orden judicial producida através de la sentencia 14-002441 que ordenaba el cierre de la mina porque supuestamente tiene jurisdicción privilegiada .

Aclaro que no entiendo esa parte de “ jurisdicción privilegiada’’ . No acabo de entender tampoco como en un proceso judicial entre varias partes interesadas, una de ella en medio de una litis continúe sacando beneficios de la explotación minera de sal y yeso en esa zona en conflicto.

En el país, como vengo diciendo, hay que esperar que sucedan las desgracias para que se destapen la oscultacion de situaciones que el pueblo debería saber y estar informado antes de que sucedan acontecimientos lamentables .

Mientras los ayuntamientos de Jaquimeyes, Vicente Noble y el Distrito Municipal de Canoa, se pelean por la adquisición legal de esa mina de Puerto Alejandro, en Barahona, dos familias lloran las muertes de los trabajadores Salvador García y Edgar Batista, aplastados por el derrumbe de sacos de sal durante los temblores de tierra en las comunidades suroestana .

Facebook Comments