Si no es cierto, ¿entonces por qué?

Si no es cierto, ¿entonces por qué?

 

Por Olga Capellán.-

 

Si no es cierto que en la Policía Nacional y en los diversos Cuerpos Castrenses del país no existe degración moral, ¿entonces por qué tantos escándalos que envuelven a gran parte de los miembros de estas instituciones?

Este miércoles salió un renombrado jurista del país, pidiendo que la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, se retracte por su declaraciones acerca de que más del 90% de los delitos graves que se cometen en el país, tanto en materia de narcotráfico, robos, asaltos crímenes, sicariatos, extorciones, corrupción y otros son cometidos por miembros activos y retirados de las diversas instituciones de seguridad y agentes del orden público.

El gran comisionado de los Derechos Humanos Dr. Porfirio Rojas Nina, ha salido en defensa de estos ciudadanos, y alega que estas instituciones están compuestas por gente seria, honorable y de bien.

Es  por ello que me permito hacerle unas preguntas al honorable jurista: ¿Si los miembros de estas instituciones son tan serios y honorables, por qué el cometimiento de tantos delitos a diario?

¿Lee usted la prensa diaria para enterarse de lo que está pasando en todo el país?

¿Qué pasó con el ciudadano Juan Almonte, hombre que desapareció de la faz de la tierra, luego de las investigaciones sobre el supuesto secuestro del joven Eduardo Baldera Gómez y la muerte de los ciudadanos William Checo y Cecilio Díaz, quienes se encontraban en mano de la policía, detenidos y  esposados y que alegaron haber muertos en un intercambio de disparos?

¿Qué pasó con el asalto de Parmalat?

¿Se recuerda usted De los 7 hombres que fueron víctimas en Paya, Baní que fueron asesinados para darle un tumbe por droga?

¿Cuántas veces han tenido que trasladar dotaciones completas de la Policía nacional por estos estar ligados a hechos criminales, véase: Baní, San Cristóbal, El Seybo, Hato Mayor, Bonao, Santiago, San Francisco, etc. etc.?

¿Acaso no vio usted los escándalos de DICAM y DICRIM y otras instituciones, cometidos, no solo por agentes de seguridad nacional, sino también por miembros judiciales?

¿Olvidó también usted el caso de Harold Manzano y sus hermanos que era piloto ocasional del ex presidente de la república, Leonel Fernández y Reyna?

¿Por casualidad recuerda también la muerte del coronel José Amado González y González?

En San José de Ocoa se publicó algo de cuando un fiscal depositaba un arma de reglamento debajo del colchón de un joven al que se le allanada su casa, y en Villa Altagracia también se habló de otro fiscal que recibió 50 mil dólares de un supuesto narcotraficante, todo esto en presencia de los agentes ¿se enteró usted de estos casos?

¿Y qué dice usted de los hechos de sicariatos que se cometen días tras días en todo el país?

Claro está, existen muchos agentes serios y honorables en las diversas instituciones de seguridad del país, pero estos habría que buscarlos con una lupa, porque a simple vista no se ven, y eso es lo que ha observado la honorable fiscal del Distrito nacional, Yeni Berenice Reynoso.

¿Si todo esto no es degradación moral, qué nombre le podría usted a eso?

Perdone usted Dr. Porfirio Rojas Nina, porque le admiro y le respeto, pero la magistrada no está lejos de la verdad.

 

Facebook Comments