Solidaridad dominicana con Haití en una jornada de dolor y esperanza

Jornada de sensaciones encontradas en Haití, con dolor y recuerdo en el segundo aniversario del sismo, y la inauguración de la Universidad prometida por Leonel Fernández y la apertura de la nueva embajada dominicana en Puerto Príncipe.

Haiti.Este jueves 12 de enero quedara marcado como un hito en la isla que comparten República Dominicana y Haití. Es por un parte jornada de duelo nacional, al cumplirse el segundo aniversario del sismo que destruyó Puerto Príncipe con una estela de muerte y destrucción nunca conocida en el país.

Pero a la vez este 12 de enero, vivido de forma intensa tanto por Leonel Fernández como por Michel Martelly, permite visualizar el deseo compartido de una relación solidaria, franca, y leal. En los días aciagos del terremoto, con una enorme corriente de solidaridad dominicana, Leonel Fernández se comprometió a una ayuda que fuera una respuesta para las nuevas generaciones, la construcción de una universidad, con el mensaje de que un Haití mejor preparado y formado dará las respuestas más precisas a la lucha contra la pobreza.

Fernández y Martelly inauguran este proyecto de forma solemne en la comunidad de Limonade, próxima a Cabo Haitiano. El recinto de cuatro edificios con 18 aulas acogerá a unos 10.000 estudiantes que dispondrán de laboratorios y biblioteca. Cuenta con un campo de fútbol y una pista de atletismo. La jornada concluye en Puerto Príncipe con la inauguración de la nueva embajada de República Dominicana.

Día por tanto de muchas satisfacciones para Martelly, quien ha asumió la presidencia de Haití en escenario lleno de obstáculos y recelos. Martelly no dudó en apostar por clarificar y reforzar la relación bilateral, borrar zonas oscuras, y enviar el mensaje de que ambas naciones vecinas son hermanas y miran al futuro como socios de un destino cuya meta es mejorar los niveles de vida.

Para Hillary Clinton, que de manera tan precisa exigió máxima transparencia en los comicios en Haití, como destacó Hechos de Hoy, motivo de satisfacción. El mejor escenario para recibir ayudas que permitan las ingentes tareas aun pendientes en Haití es la de una leal convivencia entre los dos países, y una lucha sin tregua contra la corrupción y quienes quieran poner trabas a este desarrollo. En este sentido, este 12 de enero quedará como hito en esa historia de grandes sueños, metas y objetivos compartidos.

Hechos de Hoy / G. A. M. /

Facebook Comments