Teresa Romero, ya casi sin virus en sangre

Teresa Romero, ya casi sin virus en sangre

face1acc23b07384ad6f0d80f24cf9ccLos dos últimos análisis de Teresa Romero han dado valores “prácticamente despreciables” del virus, según Luis Enjuanes, virólogo miembro del comité de crisis gubernamental.

Su carga viral está por debajo de cien copias de genoma por mililitro, cuando en la fase más aguda de la enfermedad llegó a estar en mil millones, informaron los médicos. Según reflejan los diarios, todas las pruebas médicas apuntan a que Teresa ha superado la infección y su cuerpo ha reaccionado contra el virus de manera eficaz, por lo que en unos días podría certificarse que ha superado la enfermedad.

Por otra parte, las cuatro personas ingresadas el jueves consideradas casos de riesgo han dado negativo en el primer test del ébola que se les ha practicado. El nigeriano que llegó a Madrid en un vuelo procedente de París y el enfermero de Cruz Roja que trabajó en Sierra Leona residente en Tenerife no presentaban síntomas de ébola, sino de malaria, según los resultados de las primeras pruebas. Tampoco el paciente que fue trasladado en la misma ambulancia que Teresa Romero ni el misionero llegado de Liberia padecen el virus. El test ha de repetirse a las 72 horas para confirmar los resultados.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quiso dar estas “buenas noticias” tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros y recordó que las 15 personas que permanecen en observación en el hospital Carlos III no presentan síntomas. También aprovechó para enviar un mensaje de reconocimiento al personal sanitario que atiende a los pacientes aislados y a los técnicos de laboratorio que realizan las pruebas de análisis. Por otro lado, defendió la gestión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, que, dijo, “está trabajando muy intensamente” y criticó la actitud del PSOE. “Si uno dice en el Congreso que no va a hacer crítica porque la salud es lo primero y al día siguiente hace crítica, es que la salud ha dejado de ser lo primero”, indicó.

Los diarios destacan que Teresa Romero no recuerda haberse tocado la cara con un guante en ninguna de las ocasiones en las que utilizó el traje de protección para atender al misionero Manuel García Viejo. Así lo comunicó a los periodistas a las puertas del hospital Carlos III la portavoz de la familia, Teresa Mera. “No se acuerda de nada”, dijo, y “está convencida de que lo que ha hecho está bien”. “Sigue con esa obsesión”, añadió. Además, aseguró que tanto Teresa como su marido informaron “constantemente” a los sanitarios que la atendieron antes de su ingreso en el hospital de Alcorcón que podría haber contraído el ébola.

Asimismo informan de que un equipo del hospital militar Gómez Ulla realizará labores de refuerzo en el hospital Carlos III, cuyo personal se quejó por el volumen de trabajo al que se enfrenta tras los últimos ingresos.

diariolanube.com

Facebook Comments