Tras la victoria de Danilo, nuevo orden político en RD

Lic. Luis Columna Solano. Dominicano residente en España

Por LUIS ALBERTO COLUMNA*

El AUTOR es politólogo. Reside en España

Tras las elecciones presidenciales del 20 de mayo, en la República Dominicana habrá una recomposición estructural a lo interno de los principales partidos políticos

Según los resultados de las últimas encuestas que miden la intención del voto en el país, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), podría retener el poder y convertir a Danilo Medina en el Presidente de la República Dominicana No. 57. Y si esto llegara a ocurrir, entonces el PLD tendría que seguir dando cátedra de la amplia vocación democrática que rige su vida interna desde que fue fundado por Juan Bosch en 1973.

En cambio, en el Partido Revolucionario Dominicana (PRD) una eventual derrota de Hipólito Mejia seria interpretada por sus más férreos adversarios internos como una muerte post parto. Hipólito tendrá que hacer algo inusual en el sistema político dominicano: “marcharse para siempre”. Y como reza el dicho popular “Rey muerto Rey puesto”, el actual presidente de ese partido, ingeniero Miguel Vargas Maldonado, se convertiría en el líder indiscutible del PRD y posiblemente pueda hasta lograr lo que nadie ha podido en ese partido, a excepción de Juan Bosch: “ser el candidato presidencial y presidente del partido a la vez”.

Igual ocurriría en el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), donde ha quedado de manifiesto la desobediencia de connotados altos dirigentes, quienes han osado en desafiar las directrices de su presidente, ingeniero Carlos Morales Troncoso, al no acatar la alianza con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y apoyar al ingeniero Hipólito Mejia con el PPH- PRD. Una eventual derrota de Mejia seria irremediablemente nefasta para estos talentosos y apretados dirigentes reformistas, quienes sin duda, irían a parar al baúl de los recuerdos, convertidos en verdaderos cadáveres políticos, en especial Don Amable Aristy Castro, cacique en el Este del país por varias décadas. En tal sentido, una posible victoria electoral de Danilo Medina, en el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) se traduciría en la consolidación del liderazgo del ingeniero Morales Troncoso y lo convertiría en el nuevo y único líder tras la muerte de Joaquín Balaguer.

En conclusión, tras el paso de los gobiernos del actual Presidente de la República, doctor Leonel Fernández y la derrota de Hipólito Mejía, lo mismo decir, el triunfo de Danilo, nada será igual en el espectro político nacional. Hasta los partidos emergentes podrían jugar un mejor papel de cara al 2016.

Facebook Comments