Triunfo republicano podría cambiar vida de millones inmigrantes hispanos en EEUU

Triunfo republicano podría cambiar vida de millones inmigrantes hispanos en EEUU

 Pau00EDses Hispanos
Por Ramón Mercedes
 
Nueva York.- El triunfo de los republicanos en las Cámaras del Senado y de Representantes, en las pasadas elecciones de medio tiempo, podría cambiar la vida de millones de inmigrantes hispanos (legal e ilegal), entre ellos miles de dominicanos, residentes en los Estados Unidos, al decir sobre  los planteamientos que han venido sustentando los actuales triunfadores.
 
En la 114 sesión del Congreso a iniciarse en los próximos días, los republicanos tendrán absoluto control del mismo, tras lograr 52 escaños en el Senado y ampliar su mayoría en la Cámara de Representantes, y buscarán revertir lo que califican como “políticas fallidas” del presidente Barack Obama, y la reforma migratoria no es el único tema en su agenda.
 
Ya dentro del Partido Republicano comenzó “el tira y jala” de continuar impulsando “mano dura” contra los indocumentados, porque líderes radicales como Ted Cruz, senador por Texas y muy cercanos al movimiento Tea Party, han indicado que lucharán contra cualquier “intento de amnistía”, y en ello incluyen la acción ejecutiva.
 
Recortes a programas para la educación superior. Un plan del congresista republicano Paul Ryan, incluye recortes por $90,000 millones al programa de becas “Pell” para universitarios, y por $107,000 millones para la educación primaria en la próxima década.
 
Revocación parcial o total de la reforma de salud de 2010, conocida como “Obamacare” y que redujo del 26.2% al 16.5% el porcentaje de hispanos sin cobertura médica y recortes a programas destinados a la clase media y a gente de bajos recursos, aunque ellos favorecen recortes tributarios para los ricos como aliciente para crear empleos.
 
Al igual como ocurrió a nivel nacional, los republicanos obtuvieron suficientes votos para hacerse con el control absoluto del Senado en el estado de Nueva York, al conquistar 32 asientos de los 63, con lo que se complica la aprobación de medidas fundamentales para la agenda latina en el estado, como el Dream Act y la subida del salario mínimo.
 
Para que el próximo candidato demócrata a la presidencia del país en el 2016 pueda tratar de recuperar espacio perdido entre los hispanos y otras etnias, el presidente Obama tiene en estos momentos, a través de acciones ejecutivas, capacidad para ordenar que se pospongan por largos períodos de tiempo la deportación de algunos inmigrantes.
 
Dar permisos de trabajo a personas cuya deportación se posponga indefinidamente; expandir DACA o “Acción Diferida”; elegir a qué grupos es preferible deportar en forma prioritaria: por ejemplo, a los delincuentes, establecer protección de TPS o DED para ciertas poblaciones de países específicos; dar “parole” o un permiso de estadía a personas que están aquí indocumentados.
 
Actualmente más de 11 millones de hispanos, incluido miles de dominicanos, han esperado por años una amnistía migratoria por parte del mandatario, pero, un día después de su partido perder el control del Congreso declaró que está “ansioso” por actuar administrativamente en inmigración y que no esperará más a los republicanos, dando paso a un probable enfrentamiento político con estos.
 
“Estoy ansioso por ver lo que proponen, pero lo que no voy a hacer es esperar más”, dijo Obama, quien aseguró que actuará antes del fin de este año calendario, es decir, antes que los republicanos tomen control del Senado. Ante tal posición presidencial, los republicanos declararon que si actúa así, es una declaración de guerra para ellos.
Facebook Comments