Un gobierno de Unidad Nacional.

luis columna (1)

Por Lic. Luis Columna Solano.

Con la llegada al gobierno del actual presidente de la República Dominicana Licenciado Danilo Medina Sánchez, muchas cosas han cambiado en el ajedrez político nacional, tanto a lo interno como a lo externo de todos los partidos del sistema, empezando por propio PLD, donde el liderazgo fue re-diseñado a dos.

De igual manera el regreso de Danilo al Palacio Nacional convertido en presidente, significó a la altura de la primera mitad de su gobierno, un nuevo orden en el denominado “Frente Progresista” en alusión a los más de quince partidos aliados al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en los gobiernos de ex presidente Doctor Leonel Fernández Reina, con la salida de unos y la entrada de otros y precisamente en este último razonamiento, radica la idea central de esta entrega, en la que haré hincapié en la tesis de un gobierno compartido y de unidad nacional entre los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD) y los partidos que aun conforman el Frente Progresista.

Indudablemente nadie jamás pudo imaginarse que un candidato del PLD encabezaría la boleta presidencial del PRD, y eso está ocurriendo ahora. El presidente Danilo Medina lo ha conseguido. Ha logrado ser el candidato presidencial del partido blanco.. del partido de Peña Gómez.. Si señor… ¿Pero cómo pudo lograrlo? La repuesta a esa interrogante podría ser variada y me atrevo asegurar que usted como lector,  tiene la suya propia. No obstante la responderé diciendo.. Que en la búsqueda por el poder, no hay inocentes, ni culpables. Simplemente las circunstancias y luego las estrategias hicieron posible este histórico acuerdo entre dos partidos fundados por una misma persona.

Los impostergables problemas internos del PRD luego del fracaso electoral del 2012, donde Hipólito Mejía perdió las elecciones y que gran parte de sus correligionarios achacaron a Miguel Vargas Maldonado como presidente del partido, hicieron posible que un recién inaugurado presidente Medina, disfrutara de un largo periodo de más de dos años y siete meses sin oposición política. Pues bien. Se montó la reelección con el apoyo de una mayoría parlamentaria y gracias al PRD, fue posible su aprobación.

Previo a este paso, ya el PRD había sufrido el desprendimiento de la facción interna del ex presidente Hipólito Mejía conocida como PPH, hoy PRM con matices y el partido del Jacho encendido había proclamado a Miguel como candidato presidencial a menos de un año y tres meses de la celebración de las presidenciales 2016. Ese hecho no recomendable en marketing político aconsejó al PRD de la conveniencia de la firma del histórico pacto con Danilo y el PLD.

Este acuerdo entre ambos fuerza luce invencible frente a la coalición entre los partidos Revolucionario Moderno y Reformista Social Cristiano (PRM-PRSC), dos minorías con intereses encontrados, como el reconocimiento jurídico ante la Junta Central Electoral como partido mayoritario. Ya que uno buscar serlo y el otro, no perderle.

Dicho esto, todo apunta a que el PRD volverá al gobierno y dejará atrás una larga oposición con este acuerdo con el PLD. Un pacto de alianza que según los programas acordados, se traducirán en mejoras en la forma de vida de la ciudadanía a través de la puesta en marcha de políticas públicas conjuntas en representación de una extensa mayoría que deberá quedar reflejada en las urnas.

Facebook Comments